Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Lugano: siete policías heridos en un enfrentamiento en la Villa Padre Francisco

(CABA) El ataque a los efectivos ocurrió durante la madrugada, una semana después del desalojo al predio Papa Francisco. Nuevo cruce de acusaciones entre Nación y Ciudad. A una semana del desalojo del predio tomado Papa Francisco, en Villa Lugano, momentos de tensión se volvieron a vivir anoche. Siete efectivos de la policía Metropolitana, tres de bala, resultaron heridos al ser atacados desde la Villa 20, próxima al predio, según...

villa lugano 22

(CABA) El ataque a los efectivos ocurrió durante la madrugada, una semana después del desalojo al predio Papa Francisco. Nuevo cruce de acusaciones entre Nación y Ciudad.

A una semana del desalojo del predio tomado Papa Francisco, en Villa Lugano, momentos de tensión se volvieron a vivir anoche. Siete efectivos de la policía Metropolitana, tres de bala, resultaron heridos al ser atacados desde la Villa 20, próxima al predio, según informaron fuentes de esa fuerza a LA NACION.

Según los voceros, unas 20 personas intentaron entrar al lugar pasadas las 22.30, aprovechado la oscuridad. Cuando se toparon con los policías que estaban custodiando el perímetro, los atacaron a balazos y con piedras.

Los heridos, según confirmaron a este medio desde el Ministerio de Seguridad porteño, fueron traslados al hospital Piñero.

Luego del enfrentamiento, la Gendarmería realizó un allanamiento en la Villa 20, en la manzana 3, que arrojó un resultado de 18 personas detenidas.

El enfrentamiento se produjo en medio de acusaciones cruzadas entre Nación y Ciudad por un frustrado operativo contra una supuesta banda narco que se iba a realizar el jueves por la noche en un predio lindero.

En declaraciones a la prensa, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, sostuvo que lo sucedió en el predio de Lugano, no es un hecho aislado. “Estas cosas pasan todo los días en Lugano, pero nunca con esta virulencia”, manifestó. El funcionario explicó que el ataque contra la Metropolitana fue “de golpe, sin ningún tipo de motivación”, aunque remarcó que estaban “alertados de que podía pasar”.

“Esto está organizado. Son mafias que tienen claro qué están haciendo. Estas no son personas necesitadas”, agregó.

Sobre el caso, Luis Cevasco, fiscal general adjunto de la Ciudad, advirtió que “todos los días hay disparos y gente muerta que sigue siendo invisible”.

El funcionario se refirió a “las estructuras mafiosas” que existen detrás de la venta de terrenos al recordar que el predio que se había ocupado “es de dominio privado del Estado”, ya que de “uso público son, por ejemplo, las calles y tiene un tratamiento jurídico diferente”. Y agregó, en ese sentido, que “hay mucha gente inescrupulosa que lucra con la gente”.

A su vez, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, afirmó que el enfrentamiento a tiros es parte de “las consecuencias predecibles e inevitables de un desalojo terriblemente mal hecho por parte del gobierno de la Ciudad” y consideró que se trató de “una situación institucional de carácter muy grave”.

En tanto, aún continúa cerrada al tránsito la avenida Fernández de la Cruz, entre Pola y Escalada. Allí permanece un grupo de familias -unas cien personas- que no aceptan ser trasladadas al parador de Parque Avellaneda donde se alojaron cientos de personas que vivían en Papa Francisco.

Ese centenar de personas, entre hombres, mujeres y niños, están instaladas en unas quince carpas ubicadas en dos grupos separados por una reja dispuesta a la altura de Pola. Aseguran que si pasan el perímetro del corralito, los oficiales de la Metropolitana no los dejan volver a entrar.

Comentarios

Ingresa tu comentario