Buenos Aires, 21/07/2017

Villa Devoto, un barrio con aires europeos

Este mítico barrio porteño contiene varios edificios y rincones que recuerdan a la vieja Europa

(CABA) Villa Devoto es conocido como “el jardín de la Ciudad”. “Lo llaman así por las casas bajas y amplias y los patios y calles arboladas, sus marcas de origen”, recuerda Horacio Elgorriaga, secretario de la Asociación de Art Nouveau Buenos Aires, que organizó, junto a otras instituciones, un mapa del patrimonio porteño que excede al art nouveau y su pasión por las formas de la naturaleza, la sensualidad, las curvas. Las flores.

El mapa señala, entre el verde, palacetes, casonas, algún edificio bajo y chalets, edificaciones de influencias diversas. Aunque, sobre todo, hay evocaciones de Italia, la cuna de Antonio Devoto, millonario, “inventor” del pueblo, filántropo.

Está la Basílica de San Antonio, neorrenacentista, inspirada en una iglesia de Turín, con mármoles de Carrara, por ejemplo. Y están esas casonas anónimas con la sobriedad de tradición romana o bien algún adorno recargado, de estilo barroco.

Posible recorrido:

1) “Castillito”

Pionera-Sociedad-Fomento-Devoto-Sanchez_CLAIMA20160721_0360_17

Así le dicen los vecinos a la sede de la Sociedad de Fomento y de la biblioteca Roque Sáenz Peña. Fue construida en 1896 en terrenos donados por Federico Devoto, sobrino de Antonio, con un mix de influencias, “pintorequistas”, dice el guía Elgorriaga. Una de las más notorias es la oriental, con rasgos renacentistas venecianos, como se ve en los arcos ojivales de puerta y ventanas. Está en una de las tantas manzanas irregulares del barrio, en Habana, Joaquín B. González y Francisco de Enciso.

2) Devoto, por el autor de Colón

Devoto-Zocchi-Colon-Rosada-Aeroparque_CLAIMA20160721_0365_17

El monumento que representa y homenajea a Antonio Devoto (Génova, 1833-Buenos Aires, 1916) en la plaza conocida como Devoto fue realizado en bronce por el escultor italiano Arnoldo Zocchi (Florencia, 1862-Roma, 1940), también creador del monumento a Cristóbal Colón que fue mudado por la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner desde el parque detrás de la Casa Rosada hasta el frente al Aeroparque, tras años de reclamos y polémica.

Según la Junta de Estudios Históricos del barrio, el primer destino que tuvo este trabajo en honor a Devoto fue “custodio” del Asilo Humberto Primo, en 1928. Dio un par de vueltas. Y en 1980 lo colocaron donde está hoy.

La plaza Devoto se llama, en realidad, General Juan Antonio Alvarez de Arenales (1770-1831), a quien debía levantársele un monumento -por ley, del Centenario- que nunca se realizó. Y, en principio, en 1889, se llamó Santa Rosa, no se sabe bien si por Rosa Vacarezza, la madre de Devoto, o por Rosa Viale, su primera mujer.

Sí está el Monumento a la Bandera -una idea de los vecinos que había nacido en la década de 1940-, inaugurado en 1958, con el mástil y un pie decorado con esculturas del argentino Luis Perlotti (1890-1969) que representan a San Martín, Belgrano, Arenales y la libertad, el trabajo, la agricultura y la ganadería.

3) La calesita de Tito

Historica-Arenales-Devoto-Diego-Waldmann_CLAIMA20160721_0357_17

Es de 1938, la más antigua de Buenos Aires, afirma Adelino Luis Da Costa (Tito), quien está al frente de ella desde fines de los 70. “La mayoría de los juegos es original. ¿No ve que ese colectivo no tiene techo, como eran los de antes?” Hace años, cuando casi no le renuevan el alquiler, los vecinos juntaron 10 mil firmas para que se quedara. Tito abre todos los días, salvo los lunes, desde las 16 hasta que haya gente. $ 10.

4) Lujo italiano

Influencia-Basilica-Antonio-Diego-Waldmann_CLAIMA20160721_0366_17

Los planes para un templo donde está la Basílica San Antonio de Padua son de 1889, cuando el barrio aún se imaginaba. Pero la impulsó Antonio Devoto en 1913. Trabajó el arquitecto José Markovich, inspirándose en la de Superga, Turín, y en el 28 la inauguraron. Deslumbran los bloques de mármoles, estén o no esculpidos, y los frescos de Luis Boni y Dante Ortolani, quien fue director escenógrafo del Teatro Colón. En la cripta, de estilo napoleónico, están los restos de Devoto y sus dos esposas. La cúpula verde es de cuento. En Lincoln 3751.

5) Café de García

Objetos-Garcia-Sanabria-Diego-Waldmann_CLAIMA20160721_0355_17

Abrió en la década de 1930 pero es de la familia que lleva ese apellido desde los 50. En un edificio del siglo XIX, ofrece mesas de billar y entre objetos que cuentan la historia del barrio, la Ciudad y el país (la camiseta con la firma de Maradona es de leyenda), picadas “caseras” igual de célebres. Es un clásico que se aggiorna. Al mediodía ofrece menúes (plato, gaseosa o vino y café o postre), entre $ 130 y $ 150. En Sanabria 3302. NT

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario