Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Villa Crespo: aprueban la cesión de terrenos al club Atlanta para la construcción del microestadio

Tendrá capacidad para 10 mil personas y, además, se construirá una escuela pública y una plaza sobre la calle Humboldt al 400.

(CABA) La Legislatura porteña aprobó un proyecto de ley que habilita al Gobierno de la Ciudad a entregar al Club Atlanta el predio donde actualmente funciona su sede social, con el objetivo de construir una escuela y finalizar la obra del microestadio. La cesión será en comodato y por un plazo de 40 años.

Según el jefe del bloque PRO e impulsor de la iniciativa, Francisco Quintana, la ley permitirá al club contar con un plazo hasta 2057 “para construir un estadio cubierto, con instalaciones de avanzada en seguridad y tecnología para eventos culturales y deportivos”. Tendrá capacidad para 10 mil personas.

La normativa, aprobada con 46 votos positivos y 11 negativos, también preserva un terreno de 2.500 metros cuadrados para proyectar un establecimiento educativo, obra que estará a cargo del Ministerio de Educación, mientras que un 10 por ciento del predio será destinado a un espacio verde para los vecinos de Villa Crespo.

Para Atlanta significa solucionar un problema. En 2012 el club firmó con la empresa Lugones Center un contrato para la construcción del microestadio en la calle Humboldt al 400, obra que comenzó al año siguiente.

Si bien alcanzaron un 40% de avance de obra, el emprendimiento se frenó a mediados de 2015 por problemas financieros de la concesionaria. Para colmo, en mayo de ese año se desplomó parte del techo que estaban empezando a montar.

La estratégica ubicación del predio, al alcance de todos los medios de transporte público y cerca del centro geográfico de la Ciudad, facilitará el acceso y la comodidad de los vecinos. Además, tal como ocurrió con diversos estadios cubiertos en distintas partes del mundo, como el “O2 Arena” en Londres, el “Mercedes Benz Arena” en Berlín, o el “Superdome” de New Orleans, le dará impulso a la renovación de toda la zona como polo cultural, de diseño, de negocios y turístico. NR

Fuente consultada: La Razón

Comentarios

Ingresa tu comentario