El viernes se resuelve si se le otorga prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz

Fue uno de los precursores de las torturas en el período de 1976 a 1983. Está involucrado también en la desaparición de Julio López, quien había declarado en su contra.

(CABA) El Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) de La Plata postergó para el próximo viernes la resolución sobre si otorga o no el beneficio de la prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz, condenado a perpetua en varios juicios por delitos de lesa humanidad. Hoy el Tribunal debía resolver la cuestión pero al no ser designados a tiempo los jueces subrogantes que faltan para completar su integración pasó para el viernes próximo la resolución.

“Cárcel común, perpetua y efectiva, ni un genocida más por las calles de Argentina”, cantaban militantes de organismos de derechos humanos y otros manifestantes que se concentraron frente a la sede de la Cámara Federal de La Plata, donde se reunía el TOF 1. Pese a que dos dictámenes del cuerpo forense señalaron que Etchecolatz puede atender sus problemas de salud en el hospital penitenciario de Ezeiza, el TOF 1 de La Plata con votos de los jueces subrogantes Germán Castelli y Jorge Michelle le otorgó la prisión domiciliaria argumentando la edad y las dolencias que padece.

En la concentración de esta mañana, Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo, expresó: “Nunca pedimos venganza, pero decimos no a la reconciliación con los genocidas y sus cómplices”. “Son crímenes de lesa humanidad, no prescriben, no se pueden olvidar y ninguno de estos genocidas debe estar en su domicilio sino en cárceles e incluso no en las cárceles que tenemos en Argentina, como Batán, que son chiqueros, sino en cárceles limpias, que les den bien de comer, que vivan muchos años presos”, reclamó.

Por su parte, Leonardo Fossati, nieto recuperado, sostuvo que Etchecolatz “sabe lo que pasó en los centros clandestinos, amenazó a jueces y se burló de los testigos en el transcurso de los juicios, y no vamos a permitir que le den el arresto domiciliario”. “Nosotros seguimos buscando a nuestros hermanos, a nuestros viejos, seguimos buscando justicia y él tiene que dar cuenta sobre lo que falta saber, en especial que diga qué pasó con Jorge Julio López, que se cumplirán diez años que lo estamos buscando”, puntualizó.

Marta Vedio, de la APDH de La Plata, remarcó que “Etchecolatz no tiene ninguna enfermedad que le impida su permanencia en una cárcel, tiene tres cadenas perpetuas y otras tantas condenas menores por delitos de lesa humanidad, no pedimos venganza sino justicia”. En tanto, el premio Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel, presente también en la movilización, afirmó que el represor “es responsable de la desaparición de Jorge Julio López” y sostuvo que “estos criminales deben cumplir la condena en prisión, donde deben ser tratados humanamente como no lo hicieron ellos con nosotros”.

También participó de la demostración la perito Virginia Kreimer, una de las médicas que evaluó al represor y que, paradójicamente, fue denunciada por éste por el delito de “torturas” cuando realizó el peritaje ordenado por la justicia. La prisión domiciliaria que le concedió el TOF 1 de La Plata hasta ahora no se efectivizó y Etchecolatz sigue alojado en el Hospital Penitenciario de Ezeiza por estar también bajo prisión preventiva a disposición de otros jueces en otros expedientes, aún sin sentencia, y por otras condenas.

S.C.