Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Vidal presenta un plan que prevé la realización de 80 obras viales

Se trata de obras de infraestructura vial, rutas y pavimento que contemplan un gasto de $ 10.000 millones en coincidencia con el inminente comienzo de la campaña electoral.

(PBA) María Eugenia Vidal mira, una y otra vez, el mapa de la interminable provincia que gobierna desde diciembre de 2015. Repasa los distritos en los que se prepara para anunciar obras largamente postergadas.

“Estamos yendo a lo profundo, haciendo lo que hay que hacer. La provincia no resiste más parches, improvisación y mentira. Ya sabemos adónde nos llevó esa combinación”, repite a La Nación la gobernadora de Buenos Aires, que presentará hoy, en Ramallo, su plan de 80 obras viales para desarrollar este año. Se trata de obras de infraestructura vial, rutas y pavimento que contemplan un gasto total de $ 10.000 millones en coincidencia con el inminente comienzo de la campaña electoral para los decisivos comicios legislativos.

La repavimentación de 900 kilómetros de rutas, la rehabilitación de 1800 kilómetros de calzada y la reconstrucción de puentes dañados por las recientes inundaciones conforman la base del combo. El plan de obras será financiado en parte con fondos provinciales y con créditos de organismos internacionales, como el BID.

Para la mandataria, la diferenciación con los ocho años de gestión de su antecesor Daniel Scioli es muy clara y necesaria. “Triplicamos la inversión en infraestructura del gobierno anterior, cuya deuda de infraestructura es de más de $ 500.000 millones, que es similar al stock de deuda del fondo del conurbano”, grafica.

Vidal intenta no cargar las tintas en su antecesor, hoy en problemas políticos y personales, pero deja a las claras las diferencias con el peronismo, que gobernó la provincia más poblada del país desde 1987 hasta su triunfo. “Hasta hace poco había un sistema mafioso. O se era parte de él o se miraba para otro lado. Pero no se lo enfrentaba”, explica la gobernadora, orgullosa de los cambios encarados en sectores complicados, como las fuerzas de seguridad bonaerenses, que le valieron amenazas y tensión, pero que a la vez la hicieron subir en las mediciones de opinión pública.

Cerca de la gobernadora especifican que los anuncios de hoy cumplen con el objetivo de “reparar y mantener” rutas y caminos que ya se hicieron, pero en cuyo mantenimiento desde hace décadas que no se pone un centavo. “Nos gustaría anunciar nuevas autopistas o megaobras, pero no nos dejaron ni los planes de esas obras”, se quejaron cerca de la gobernadora.

De las inauguraciones que se vienen Vidal destaca el denominado corredor del Atlántico, unos 150 kilómetros en las rutas 11 y 56, que los turistas atraviesan camino a Mar del Plata y otros destinos turísticos cada verano o feriado largo. “Es la obra más grande que se hará en mi gestión”, aclara. El gasto será allí de unos $ 4800 millones en total, y buscará paliar en buena medida los accidentes de tránsito que se producen en el tramo General Conesa-General Madariaga.

“Estas obras nos van a ayudar a resolver un problema, el de los accidentes viales, que en toda la provincia nos cuestan 2500 vidas por año”, sostiene la gobernadora, ya en tono electoral. Las rutas 51 (de Ramallo a Bahía Blanca), 4, 6, 41, 60 y 88 son otras vías incluidas en el plan.

Cerca de Vidal aclaran que las obras planeadas por el gobierno bonaerense se complementarán con los $ 80.000 millones que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, programó a nivel nacional para mejorar 10.000 kilómetros de rutas en zonas de transporte público. Y que además de la incidencia de los accidentes se tuvo en cuenta que los caminos elegidos sean lugares que faciliten la salida de la producción rural o donde el flujo vehicular sea muy elevado. Todos elementos que, con algo de disimulo, fueron seleccionados también para incidir a la hora de la votación para los bonaerenses.

Aunque el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba le tiene reservado un rol activo en la campaña bonaerense, Vidal asegura que las obras no tienen un objetivo electoral a corto plazo.

La mayoría de las obras están proyectadas para ser inauguradas en 2019. Y otras, más allá de mi gestión“, asegura. “Y aunque no ganemos, es importante que el próximo gobierno tenga al menos los planes de obras hacia adelante, cosa que nosotros no tuvimos“, dispara la gobernadora, otra vez con el kirchnerismo bonaerense en la mira.

Detalles del plan de 80 obras
Los costos
El gobierno bonaerense destinará $ 10.000 millones para 80 obras de infraestructura durante este año, que se sumarán a las planeadas desde el gobierno nacional.

Costa atlántica
La obra que más dinero recibirá es un tramo de las rutas 11 y 56, camino a la costa atlántica. Serán unos $ 4800 millones y tardará años.

Asfalto y rutas
El plan que hoy anunciará Vidal en Ramallo incluirá obras de repavimentación. Los objetivos: facilitar la producción y conectar pueblos entre sí. NR


Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario