Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

Vidal pondrá en marcha un “operativo social y de seguridad”

La gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires se comprometió a reforzar las medidas de esas áreas "para prevenir cualquier tipo de conflictos previos a las fiestas".

(PBA) La gobernadora electa por Cambiemos, María Eugenia Vidal, anunció ayer que una de las primeras medidas que tomará cuando asuma, el próximo 10 de diciembre, será poner en marcha un “operativo social y de seguridad” para prevenir conflictos en la provincia antes de las fiestas de fin de año y reiteró que no dará de baja ningún plan social.

“Vamos a hacer un operativo fuerte social y de seguridad, las dos cosas, para prevenir antes de fin de año cualquier situación de conflictividad previo a las fiestas”, sostuvo la actual vicejefa de Gobierno porteño al detallar cuáles serán las primeras medidas de su gobierno, entre las que también está la convocatoria a los docentes para iniciar las paritarias.

En materia social, Vidal reiteró que no tiene previsto cambios en los planes que hoy están vigentes en territorio bonaerense como el Envión, que atiende a jóvenes en situación de vulnerabilidad. “No hay intención de quitarle un plan a nadie, mucho menos en un momento donde la gente lo necesita porque la pobreza ha crecido en la Argentina, ha crecido en la provincia de Buenos Aires; la situación social nacional es compleja y necesita que el Estado esté ahí”, consideró.

No obstante, aclaró que no avala “las políticas clientelares”. “No lo hice en la Ciudad de Buenos Aires y no lo voy a hacer como gobernadora porque creo que aquel que necesita un plan y está en una situación de vulnerabilidad no puede ser utilizado por otro políticamente”, manifestó.

Aunque quiere reservar los nombres de quienes integrarán su Gabinete hasta después del balotaje, Vidal sí confirmó que el vicepresidente de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, será su ministro de Seguridad. El dato ya había sido adelantado por el jefe de gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta hace una semana y, de hecho, Ritondo ya comenzó a trabajar en la transición con el actual ministro, Alejandro Granados.
La funcionaria de Cambiemos adelantó que la “situación” de la provincia de Buenos Aires “amerita evaluar volver a decretar la emergencia” en seguridad. Daniel Scioli lo hizo en abril de 2014, por lapso de un año. En ese marco, reclutó más efectivos, incrementó la inversión en patrulleros y equipamiento, y puso en marcha las policías locales, entre otras medidas.

Vidal reiteró que su gobierno impulsará controles sobre los policías. “Yo fui honesta: lo que se deterioró durante décadas no se va a resolver de un día para otro, pero hay un camino que es que a la Policía bonaerense hay que mejorarla, equiparla, entrenarla y, al mismo tiempo, que los integrantes también rindan cuentas”, afirmó.

En otro orden, la gobernadora electa aseguró que todavía no conoce el estado de las finanzas bonaerenses que heredará del actual gobierno, pero advirtió que su pronóstico es negativo: “Tenemos que conocer el Estado actual de la caja, todavía no nos informaron al respecto, pero nuestra perspectiva es pesimista, creemos que vamos a heredar una provincia con déficit alto”.

Por último, Vidal confirmó su decisión de avanzar en un plan de viviendas para solucionar el déficit habitacional en la Provincia y dijo que aspira a articularlo con la Casa Rosada si es que Mauricio Macri, el candidato presidencial de Cambiemos, llega al Ejecutivo nacional. Admitió que el plan Pro.Cre.Ar es “un buen modelo y ha funcionado bien””pero dijo que “no alcanza”. “Hay más de un millón de familias en la Provincia que tienen problemas habitacionales y esto requiere de un esfuerzo de la Provincia pero también de la Nación, en un plan ambicioso y rápido en ejecución para que muchísima gente tenga la oportunidad de acceder a su vivienda”, enfatizó

Comentarios

Ingresa tu comentario