Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Victor Hugo Morales se tira flores con Matías Martin

Primero fue Matías, quien en la revista Luz dijo que Victor Hugo “no se volvió kirchnerista”, sino que los K “se volvieron victorhuguistas”. Llegó, luego, el turno del Morales, quien citó en su blog a Martin, le agredeció por su generosidad, y le brindó unos particulares consejos. ”Quien conoce a Víctor Hugo sabe perfectamente que los dos o tres temas centrales que impulsó este gobierno son los temas de su...

Primero fue Matías, quien en la revista Luz dijo que Victor Hugo “no se volvió kirchnerista”, sino que los K “se volvieron victorhuguistas”.

Llegó, luego, el turno del Morales, quien citó en su blog a Martin, le agredeció por su generosidad, y le brindó unos particulares consejos.

”Quien conoce a Víctor Hugo sabe perfectamente que los dos o tres temas centrales que impulsó este gobierno son los temas de su vida y que, bueno, encontró un proyecto que le dio cabida y se fanatizó. Te digo más: en el tema medios y la pelea con el Grupo Clarín, Víctor Hugo no es kirchnerista, el kirchnerismo se volvió `victorhuguista´”, señaló Matías Martín en la entrevista que le realizaron esta semana para la revista Luz, publicación de la Editorial Perfil.

Victor Hugo respondió, con notoria emoción, desde su página web personal:

“Generoso Matías. Exagera para emparejar un poco una pelea desigual. Con el 98 por ciento del periodismo dominante diciendo que me volví partidario del Gobierno (y por 10 millones de dólares, o por una cifra que Magdalena aun no reveló, pero debe ser sustanciosa), Matías Martin, manso, me tira un cable y les dice que no, que es al revés. En medio de ciertas soledades, el alma se entibia fácil.

Matías me sacó el corazón, le dio un masaje y lo dejo de nuevo donde estaba. ¿Saben por qué lo valoro especialmente? Porque pudo esquivar la respuesta. Y no lo hizo.

Porque Matías tiene un largo camino por delante y si yo pudiera lo hubiese aconsejado con un: `Dejá, no te metas, sos muy joven para que los poderosos vean que sos un tipo libre. Disimula un tiempito más. Vas bien´.

Siempre evité que “mis muchachos”, los de la radio donde trabajo, fueran parte de mis peleas. “Dejá, tenés mucho camino para andar y no sabés donde vas a parar más adelante”. Yo hace tiempo que estoy jugado. Lo hice sin darme demasiada cuenta.

Y, cuando me quise acordar, había cruzado el Rubicón.”, concluyó el relator.

 

Foto: Basta de Todo.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario