Cada vez más jóvenes tienen problemas cardíacos

Cada vez más, el ejercicio intenso y el sedentarismo están llevando a las salas de cateterismo a más personas jóvenes

(CABA) En el cuidado de la salud, y sobre todo en cuestiones cardíacas, a veces los extremos se tocan y tienen consecuencias parecidas. Cada vez más, el ejercicio intenso y el sedentarismo están llevando a las salas de cateterismo a más personas jóvenes, debido a obstrucciones coronarias peligrosas y hasta infartos, según las estadísticas del Colegio Argentino de Cardioangiólogos (CACI).

El 6% de las poco más de 40.000 angioplastias coronarias que se hacen anualmente en la Argentina son en adultos jóvenes, es decir, la población que tiene entre 25 y 40 años. “Cada día, en el país, entre seis y siete menores de 40 años son sometidos a procedimientos de revascularización por cateterismo”, señalan en la entidad. Y agregan que ocho de cada 10 angioplastias coronarias practicadas en pacientes de entre 25 y 40 años se realizan en hombres.

“En personas jóvenes, muchos casos ocurren durante o luego de una actividad física intensa, frecuentemente anaeróbica, y en individuos que no suelen hacer deportes”, precisaron los especialistas en un documento que alerta sobre los factores de riesgo de la enfermedad coronaria temprana.

La angioplastia coronaria es un procedimiento mínimamente invasivo que permite eliminar una obstrucción de los vasos que transportan la sangre al corazón. Esa lesión, como la denominan los profesionales, ocurre por la acumulación de placa (aterosclerosis) en las paredes vasculares.

“A pesar de que la enfermedad coronaria se manifiesta sobre todo en los mayores, el proceso comienza en la juventud. Un 80% de los infartos en los adultos jóvenes se produce por la clásica obstrucción de una arteria coronaria debido a un proceso acelerado de aterosclerosis”, afirmó Leandro Lasave, director del programa de formación de la Sociedad Latinoamericana de Cardiología Intervencionista.

“Estamos dentro de una media internacional, pero no deja de ser un porcentaje muy alto. Por eso es importante concientizar sobre la prevención. El ejercicio es excelente para la salud cardiovascular, pero no en exceso y sin un entrenamiento progresivo. Es fundamental la alimentación sana, la actividad física regulada y los chequeos médicos”, dijo Alejandro Cherro, subdirector de la Carrera de Especialista en Hemodinamia, Angiografía General y Cardiología Intervencionista UBA-CACI.

Advirtió que el tabaquismo, el consumo de drogas, el sedentarismo y la dieta que abunda en comida rápida rica en grasas están exacerbando el riesgo de tener complicaciones cardiovasculares en la población cada vez más joven. NT