Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

Verónica Magario:”No podemos permitir que nos vuelvan a endeudar”

La intendenta electa de La Matanza espera "trabajar juntas" con la gobernadora Vidal. Augura que Espinoza y Scioli serán claves para reorganizar el peronismo bonaerense.

(PBA) La victoria de Verónica Magario en La Matanza no sólo la consagró como la primera mujer que, a partir del 10 de diciembre, conducirá los destinos del municipio más poblado de la provincia de Buenos Aires. Significó que, en la llamada “capital nacional del peronismo”, el Frente para la Victoria superó claramente a la fuerza contrincante –Cambiemos- que se impuso en Nación, Provincia y en la Ciudad de Buenos Aires, hecho que marca la importancia que tendrá el distrito en el rearmado del peronismo provincial y nacional.

En el acto en el Hospital Posadas, en El Palomar, donde la presidenta Cristina Fernández reapareció en público tras el balotaje, Magario asistió junto al actual intendente matancero saliente y presidente del PJ bonaerense Fernando Espinoza, además de otros jefes comunales del FPV electos y reelectos. En diálogo con Tiempo Argentino, la intendenta electa consideró que Espinoza será el dirigente que llamará a reorganizar al peronismo bonaerense, y que el actual gobernador Daniel Scioli también “va a cumplir un rol fundamental”.

-¿Cómo se va a insertar La Matanza dentro de este nuevo escenario político?

-Como lo ha hecho siempre, trabajando por los que más necesitan, seguir generando derechos y fundamentalmente puestos de trabajo para todos los matanceros. Porque lo más importante para cualquier familia, para el desarrollo de cualquier ser humano, es poder estudiar, primeramente, y después trabajar, tener un salario, un ingreso con el cual vivir y desarrollarse. Hay que estar a la altura de las nuevas circunstancias. Voy a trabajar por eso y espero que el nuevo presidente y la nueva gobernadora sepan seguir trabajando en función de eso.

-¿Cuáles son los desafíos de gestión en el distrito?

-Seguir trabajando en la creación de puestos de trabajo y continuar con las obras indispensables para cada uno de nuestros barrios. Hay que completar las cloacas en los lugares que aún nos faltan: González Catán, Virrey del Pino, partes de Laferrere y Rafael Castillo. Seguir trabajando por el acceso al gas natural también. Trabajar en función de las inundaciones, que aún nos falta. Tenemos que solucionar temas como el primer empleo, la primera vivienda para todos los matanceros. Y sin duda un rubro especialmente importante, que va a seguir dependiendo del Estado, es la educación pública de calidad, y la salud para todos aquellos que no tienen obras sociales y que aún están fuera del sistema.

-¿Pudo dialogar con María Eugenia Vidal?

-El único diálogo que tuvimos fue después de que yo la llamé, el martes siguiente a la elección del 25 de octubre. Ella me devolvió al día siguiente el llamado, y quedamos en juntarnos en algún momento después de las elecciones del 22 de noviembre. Pero bueno, ahí estamos, yo soy una intendenta, la intendenta del distrito más grande de la provincia. Imagino que pronto se va a comunicar para que a partir del 10 de diciembre empecemos a trabajar juntas en lo que corresponde a nuestro distrito.

-¿Cómo seguirá el peronismo bonaerense luego del balotaje? 

-Esa es una gran tarea que le toca ahora en la provincia, sin duda, a Fernando Espinoza, nuestro actual intendente, quien va a ser el hombre que va a convocar a todo el peronismo de la provincia a reorganizarnos, a seguir en pos de trabajar desde ese movimiento maravilloso que ha sido el peronismo para todos nosotros, y que es el que le ha dado derechos y le ha generado posibilidades a la gente. Y estamos seguros que Daniel Scioli también va a cumplir un rol fundamental en la nación en función del peronismo.

-¿Cómo evalúa el legado del FPV a nivel nacional?

-Quedaron claros en el discurso de Cristina (NR: en El Palomar) aquellos logros. Creo que se olvidó de hablar de uno de los grandes logros que hoy tiene la Argentina: nosotros encontramos una Argentina totalmente endeudada, donde nuestros hijos, nuestros nietos y tal vez nuestros bisnietos iban a seguir debiéndole al Fondo Monetario Internacional, y logramos no sólo desendeudarnos, sino ir pagando. Hoy la Argentina se encuentra desendeudada, con posibilidades de seguir creciendo, de pedir créditos al exterior. Pero lo único que no podemos permitir es que nos vuelvan a endeudar. Hoy la Argentina está estabilizada, no es la Argentina ni del 2001 ni del 2002 ni del 2003. Es una Argentina con muchas posibilidades. Así que creo que esta etapa es para cuidar lo que hemos adquirido

Comentarios

Ingresa tu comentario