Buenos Aires, 25/11/2017, edición Nº 1837

Vecinos de villas porteñas se movilizaron en reclamo por agua potable

Representantes de asentamientos de la ciudad marcharon hasta las oficinas de AySA

(CABA) Vecinos de villas porteñas se movilizaron ayer al mediodía a las oficinas de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) para reclamar obras que garanticen el agua potable para las más de 250.000 personas que viven en esos asentamientos. Los pedidos fueron puntualmente dos: que se formalice el servicio y que el agua sea segura, y que se realicen las obras en aquellos barrios en los que directamente no existe el suministro de agua.

Un vecino de la villa 21-24 de Barracas dijo: “La problemática del agua no es nueva, y ahora se suma el tema del dengue. La villa 20 fue un foco grande porque al no haber agua corriente la gente la juntaba en recipientes”. Agregó además que allí son recurrentes los casos de dengue y diarrea, además de tuberculosis, y que el 40 por ciento de los cuadros que se presentan en la Capital se dan en la comuna 8, que concentra los barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo.

Los manifestantes marcharon ayer desde la avenida 9 de Julio hasta las oficinas del organismo, situado en Tucumán 752, en el microcentro. El diputado nacional por Unidad Popular Claudio Lozano, acompañó la movilización.

Diego Muñiz, vocero de AySA, dijo que recibieron a los representantes de los asentamientos que se habían acercado a reclamar, junto al diputado Lozano, y escucharon sus exigencias.

“Por el momento no se puede prestar el servicio dentro de las villas, ya que no se las considera espacio público. Sí se hace en el perímetro, con canillas comunitarias y con la provisión de sachets de agua potable”, explicó Muñiz.

Aclaró que actualmente no existe la factibilidad técnica necesaria para instalar el servicio de agua potable y cloacas en los asentamientos, dado su complejo entramado de calles sumamente angostas.

“Entendemos la situación, y por eso la idea es que en cuatro años el ciento por ciento de la Capital tenga agua. Para ello acompañamos los proyectos del gobierno de la ciudad en lo que refiere a urbanización”, agregó el vocero.

De todas maneras reconoció que en los próximos 45 días se pondrán en marcha obras para paliar conflictos puntuales en tres villas porteñas: la de Barrio INTA, 21-24 de Barracas y el Barrio Ascapino. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario