Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Vecinos se oponen al estadio de rugby en el Parque Sarmiento

Manifestaron su oposición al proyecto junto a organizaciones sociales por el impacto que tendrá en el espacio verde y en la zona.

(CABA) Vecinos de Saavedra y de Villa Urquiza y organizaciones sociales y políticas se movilizaron ayer al parque Sarmiento, donde el gobierno de la ciudad pretende habilitar el funcionamiento de un estadio de rugby. Manifestaron su oposición al proyecto por el impacto que tendrá en el espacio verde y en la zona.

Durante la jornada, organizada por el representante comunal Basilio Sioutis (Camino Popular), con el apoyo de la Multisectorial Comuna 12 y Vecinos por la Ecología, fueron repartidos volantes entre quienes pasaban el domingo en el parque, situado en las avenidas Balbín y General Paz, en Saavedra.

Además, se colgaron afiches en el alambrado perimetral del parque para generar conciencia sobre la necesidad de mantener en pie la pista de atletismo que utilizan deportistas y escuelas de la zona, y que se prevé que desaparecerá por la construcción del estadio.

El gobierno porteño planea entregar en concesión un estadio de rugby para 10.000 personas, que administrará la Unión Argentina de Rugby (UAR), para que allí se jueguen las fechas locales del torneo Super Rugby, disputado por equipos provinciales de Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica -exponentes de lo mejor de este deporte- y locales. La Argentina logró ingresar para el período 2016-2020. Serán ocho fechas en 2016 y siete en 2017, en principio.

La Subsecretaría de Deportes de la Ciudad, a cargo de la iniciativa, sostiene que no habrá un impacto ambiental negativo por la afluencia de tanto público en auto ni por las instalaciones, que no implicarán el despliegue de más cemento del existente y que utilizarán principalmente tribunas removibles, que no afectarán la permeabilidad del suelo.

Pero los vecinos y las organizaciones sociales y políticas movilizadas argumentan lo contrario. Se quejan por la pérdida de espacio público, pues varios sectores del parque ya están en manos privadas, y a ellos se sumará el estadio; por el despliegue de autos que probablemente terminen estacionados por el barrio, y por la anulación de la pista de atletismo que utilizan alumnos de la zona.

El subsecretario de Deportes, Francisco Irarrazaval, mantuvo reuniones con parte de los vecinos y deportistas afectados. Ayer, dijo a LA NACION que analiza el reemplazo de la pista actual por otra que podría funcionar dentro del mismo parque, aunque sería de pasto, propuesta que fue aprobada por la Federación Atlética Metropolitana.

Además, adelantó que, a diferencia de lo anunciado originalmente, alumnos de las escuelas de la zona podrán ingresar al estadio para entrenar, aunque con restricciones de horarios.

vecinos parque sarmiento

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario