Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Vecinos de San Telmo quieren que el ex Padelai aloje una escuela y un centro de salud

El gobierno porteño trabaja en el edificio para convertirlo en un polo cultural y albergar el Ministerio de Cultura. Organizaciones piden que reconsidere el plan.

(CABA) El edificio del ex Patronato de la Infancia, en el que entran y salen obreros y materiales de construcción, se prepara para convertirse en un polo cultural y albergar incluso el Ministerio de Cultura en marzo de 2018, por decisión del gobierno porteño. Pero, según vecinos, organizaciones e instituciones de San Telmo, “las verdaderas necesidades” del barrio son otras.

Una escuela infantil, por la grave crisis ante la falta de vacantes, y la ampliación del centro de salud N° 15, cuyo edificio es insuficiente para las múltiples tareas que desarrolla”, dijo Claudia Moyano, delegada de cooperadoras de la comuna 1. La mujer integra la Mesa Comunitaria de Salud y Educación por San Telmo, que ya recolectó 6000 firmas en respaldo de su propuesta de que el histórico predio reciba actividad educativa y sanitaria. Están muy sorprendidos con el anuncio del polo cultural. “No hubo una consulta a nivel barrial”, explicó.

El edificio, situado en Balcarce y Humberto I, sufrió distintas ocupaciones desde 1984 hasta este verano. En enero, la Ciudad lo desalojó y subsidió a las últimas familias que allí vivían. Las obras de recuperación empezaron casi de inmediato y, hace diez días, el gobierno porteño confirmó que lo destinará a un uso cultural.

El proyecto vecinal incluye, por un lado, la construcción y creación de una escuela infantil de doble jornada y turno vespertino para chicos de 45 días a 5 años. “La problemática de deserción escolar hoy en San Telmo se debe a que las madres son cada vez más jóvenes y no pueden terminar los estudios porque tienen que cuidar a los chicos”, detalló Claudia, que también es docente. Un programa del Ministerio de Educación que se llama Alumnas Madres prevé la creación de extensiones vespertinas para los hijos de alumnas madres. “Pero a las que van al turno tarde les cuesta mucho conseguir vacante para sus hijos en el mismo horario. Y a la noche es imposible, porque no hay”, agregó.

Según el último informe que presentó el Ministerio de Educación a la Legislatura, hay más de 10.000 chicos que no consiguieron un lugar en los jardines maternales o de infantes de la ciudad. Los datos refieren a 2015, porque los correspondientes a 2016 se están procesando.

“La Ciudad, en todas sus comunas, garantiza las vacantes de la educación obligatoria”, respondieron voceros del Ministerio de Educación al ser consultados. Es decir, a partir de los 4 años. Está prevista para el año que viene, dijeron, la ampliación de 700 vacantes para educación inicial en toda la comuna 1. En San Telmo, la ampliación de vacantes será para 150 niños en un jardín de infantes situado en Perú 1236.

La segunda parte de la propuesta de la mesa de organizaciones y vecinos se refiere a la ampliación del centro de salud y atención comunitaria (Cesac) N° 15. Funciona sobre la calle Humberto I en una casona de dos pisos que pertenece al patrimonio histórico porteño. Realiza aproximadamente 5000 prestaciones gratuitas mensuales. Asiste principalmente a vecinos de casas comunitarias del barrio y del asentamiento Rodrigo Bueno.

El edificio fue restaurado dos veces en los últimos 20 años, pero, por sus características, tiene algunas fallas que no pueden ser arregladas: no se puede construir una salida de emergencias ni una rampa para discapacitados. Sin embargo, María Elena Follini, jefa del Cesac N° 15, plantea que existen otras dificultades que sí podrían ser resueltas con la incorporación de un anexo en el edificio del ex Padelai. “Faltan espacios amplios para los talleres y las actividades grupales”, indicó. El Cesac propone una ampliación, no un traslado. Hoy, esas actividades grupales se realizan en el parque Lezama, en algún polideportivo o en algún hotel del barrio.

“Nosotros lo hemos hablado con autoridades del Ministerio de Salud y están al tanto de las necesidades, pero no lo tomaron como una problemática”, agregó Follini.

El 10 del mes pasado, la mesa comunitaria organizó un festival por la educación y la salud para dar a conocer el proyecto. Desconocían que estaba tan avanzada la decisión sobre el destino del predio.

El proyecto vecinal, aseguró Moyano, le había sido informado al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, durante una visita que hizo al Club San Telmo. Luego de plantear la iniciativa, recordó, se acercó al grupo una funcionaria y les proporcionó su dirección de correo electrónico para abrir un canal de comunicación. Pidieron una reunión por mail para presentar precisiones; dos meses más tarde, no recibieron respuesta. Consultados, voceros de Rodríguez Larreta y del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a cargo del proyecto, no pudieron confirmar ni desmentir la existencia de ese intercambio.

Los integrantes de la mesa esperan ahora que la Ciudad abra un espacio de diálogo y considere la propuesta de vecinos e instituciones, “que son los que mejor conocen lo que hace falta en el barrio“. NR


Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario