Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Vanoli dejaría de ser el presidente del Banco Central

Convocó a la prensa, hizo un balance de su gestión y anticipó que comunicará "una decisión personal" esta semana.

(PBA) “En unos días comunicaré a ustedes una decisión personal que estoy madurando. Será en los últimos días de esta semana”, dijo ayer el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, en una conferencia de prensa convocada a último momento, en medio de las versiones sobre su inminente renuncia.

Tras una exposición de más de 40 minutos ante un auditorio colmado de periodistas, empleados del banco y algunos miembros del oficialismo, como Carlos Heller o Héctor Recalde, Vanoli no confirmó su salida, pero hizo poco para acallar las versiones de que estaría fuera para esta semana. Como informó ayer LA NACION, Vanoli ya habría acordado con el macrismo ofrecer su renuncia antes del 10 de diciembre.

Visiblemente nervioso, ayer Vanoli presentó en el auditorio Bosch del BCRA un balance de su gestión durante el año y dos meses en el que estuvo a cargo de la autoridad monetaria. Y aseguró que será “colaborativo en esta transición política”. “Yo no me he subido a ningún agravio mediático o judicial, y no estoy dispuesto tampoco a la confrontación”, dijo.

Con un discurso completamente disociado con la problemática que por estos días aqueja al mercado, el presidente del BCRA, que tiene mandato del Senado hasta diciembre de 2019, casi no hizo referencia a la inquietante escasez de dólares, que ya llevó a que el Central redujera sus ventas de dólar ahorro al mínimo y cerrara por el completo el grifo para todos los importadores.

Sólo destacó que, tras el pago del Boden 2015, en octubre pasado, el BCRA tiene “reservas similares a las que tenía el año pasado”, y que había “hecho algunas gestiones” para fortalecer las reservas a través de distintos mecanismos. Según coinciden economistas privados, no obstante, de los US$ 25.000 millones que informa hoy el Central como reservas, el 100% ya son prestadas.

En cambio, destacó sus políticas a favor de los derechos humanos.”Hicimos una diferenciación justa entre quienes ocuparon la presidencia del Central en la dictadura y quienes lo hicieron en el marco de un proceso democrático”, dijo. También resaltó “el desarrollo de medidas tendientes a una mejor bancarización y el trabajo de educación financiera, mediante la impresión de un diccionario de economía y finanzas sencillo para la gente.”

Además, señaló que durante su gestión que estuvo marcada por un contexto internacional complejo, “una de las preocupaciones centrales era velar por los ahorros de la gente, que la gente creyera en la moneda nacional. Quienes invirtieron en moneda nacional han tenido un rendimiento superior al de la moneda extranjera, se tome como se tome el tipo de cambio. Todos los tipos de cambio implícitos han bajado en mi gestión”, aseveró.

También, dijo, la tasa de inflación ha caído, “se la mida como se la mida, incluido el índice del Congreso”. E hizo hincapié en cómo la brecha cambiaria, y tanto el contado con liquidación y el tipo de cambio ilegal habían bajado en el último año. Pero, sin explicitar su partida, Vanoli habló en todo momento como quien está a punto de legar una herencia. Pidió, ante el inminente cambio de autoridades a nivel nacional, que “se construya sobre lo que se ha construido” y manifestó su deseo de que “todos tengamos la grandeza y madurez para encontrar el camino sobre la base de lo conseguido y en democracia”.”Hay distintas visiones sobre el rol de los flujos financieros en la economía. Nos puede ir mal si nos guiamos por el pensamiento único o los libros de la ortodoxia y no entendemos el contexto, las circunstancias que están generando una situación compleja en el mundo”, sentenció.

Comentarios

Ingresa tu comentario