Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Vanesa Carbone denunció a un vecino por espía

Un stalker.

 

50ff074e1f9571_vanesa_carbone

(CABA) Estábamos con mi marido comiendo a la noche y tipo 23:30 me hace una seña para que mire hacia un lugar y descubrimos, desde el comedor, que había un tipo parado agarrado a los barrotes de la ventana del living. Yo me levanto de la mesa a buscar el teléfono para llamar a la policía. Cuando paso por el baño veo que se pasó, caminando supongo, a la ventana de mi baño. Llamo inmediatamente a la policía mientras mi marido empieza a decirle de todo“, relata Vanesa Carbone.

Luego continúa: “El tipo desaparece, llegan los policías a casa, les explicamos lo que pasó y empiezan a revisar todo. Mis ventanas dan al patio de mi vecina, de la planta baja, entonces los policías alumbraron hasta el patio, pero no vieron nada. Luego golpearon la puerta del departamento de al lado, y no respondió nadie. Cuarenta minutos más tarde me voy a duchar y me llevo el susto de mi vida. El tipo estaba subido a la ventana de mi baño viéndome mientras me bañaba”.
En ese instante Carbone, según relata, comienza a gritar. Su esposo llama nuevamente a la policía. “Me vestí y salí a la calle a llamar al guardia que esta en la esquina. Los policías regresaron, revisaron todo otra vez y descubrieron que el tipo estaba escondido en el patio de al lado. Tres ventanas mías dan al patio vecino, no sabíamos si era un ladrón o qué. La policía fue a ver al departamento de al lado y no quisieron abrir, es más, apagaron apagaron las luces. Luego llegó la dueña de la casa y la policía le pide que abra la puerta.Cuando abre resulta que era el novio de la dueña de esa casa, a quien había dejado solo. Es un hombre que tendrá entre 30 y 35 años”.
Ya varias veces había descubierto que mis ventanas estaban abierta y las cortinas corridas. Yo no entendía por qué, y claro, resulta que esto está pasando desde hace tiempo, porque la gente de ese departamento se mudó al edificio hace 2 años“, explicó Carbone.
Como la policía no detuvo al sospechoso en ese momento, la vedette decidió regresar esta tarde a la comisaría para denunciar al novio de su vecina. “No puede ser que tenga que reforzar todas mis ventanas. Él tiene acceso al edificio, así no puedo estar tranquila, ni siquiera en mi propia casa. ¿Y si el tipo está loco y después intenta algo mas?. Está en juego, no solo mi intimidad que es lo de menos, sino mi propia seguridad y la de toda la gente que vive en el edificio“.
Carbone cree que a este hombre no le da miedo nada, ni siquiera que lo detenga la policía. “Yo tuve que parar a mi marido para que no lo cague a trompadas, porque si no le pueden hacer una denuncia a él. No es justo, ¿cómo se vive así?. Esto va a terminar en una desgracia. La misma policía me dijo que venga a la comisaría a hacer una denuncia por hostigamiento y acoso, así que ya estoy cubierta por cualquier cosa“, concluyó.

Comentarios

Ingresa tu comentario