Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

Uno de los acusados por correr picadas en la 9 de Julio es hijo de un ex comisario

Se trata de Alejandro Biscardi, el conductor que manejaba una camioneta Dogde RAM en los videos que se subieron a las redes sociales.

(CABA) Uno de los acusados, Alejandro Radetic, está detenido con prisión preventiva. El otro sospechoso de correr picadas en la avenida 9 de Julio y subir las filmaciones de las carreras a las redes sociales, tiene pedido de captura.

Se trata de Alejandro Biscardi. En los videos subidos a la Web, Biscardi conducía a toda velocidad una camioneta Dogde RAM. El sospechoso es hijo del comisario retirado de la Policía Federal Argentina (PFA) Guido Biscardi. El joven, en algún momento pensó en ser policía y, en 2010, comenzó a estudiar en la Escuela de Inteligencia de la PFA, pero no se adaptó y ese mismo año abandonó.

Ayer Pablo Casas, a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 10 porteño, dictó la prisión preventiva de Radetic, de 36 años.

El juez resolvió hacer lugar al pedido de la Fiscalía de la Ciudad, que había solicitado la prisión preventiva del sospechoso por considerar que en libertad podría entorpecer la investigación.

“Fue muy grave lo que hizo [por Radetic]. Puso en peligro a las personas y el patrimonio”, dijo a LA NACION el fiscal porteño Gonzalo Viña, a cargo de la investigación.

Radetic quedó detenido acusado de conducción riesgosa en concurso real con daño agravado (por la rotura de elementos viales, como la barrera del peaje) y podría recibir una pena de entre seis meses y siete años de prisión e inhabilitación para conducir.

Radetic fue detenido el sábado durante un allanamiento en conjunto entre la Policía de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires. El procedimiento se llevó a cabo en su domicilio en el country Nordelta, de Tigre.

Días atrás se había viralizado en las redes sociales un video que Radetic publicó en el que aparecía corriendo una picada en su Porsche Cayenne contra otro rodado. La difusión del hecho cosechó amplios repudios y pedidos de intervención estatal. En la casa del imputado se encontraron armas de fuego de diversos calibres, pero el fiscal Viña descartó “absolutamente” que tuvieran que ver con la investigación porque todas estaban debidamente declaradas.

Tanto Radetic como Biscardi habían sido denunciados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que depende del Ministerio de Transporte.

MG

FUENTE: LA NACIÓN

Comentarios

Ingresa tu comentario