Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Una rueda floja en el auto oficial del juez Casanello

El juez federal Sebastián Casanello denunció que sufrió un extraño incidente con su automóvil el pasado fin de semana, que pudo haber terminado en una tragedia. (CABA) El sábado a la noche, alrededor de las 21, el magistrado detuvo el vehículo que manejaba en un supermercado Carrefour de Martínez. Se trata de un Renault Fluence, azul, casi nuevo, con sólo 400 kilómetros de uso, que le asignó la Corte Suprema...

El juez federal Sebastián Casanello denunció que sufrió un extraño incidente con su automóvil el pasado fin de semana, que pudo haber terminado en una tragedia.

na17fo01

(CABA) El sábado a la noche, alrededor de las 21, el magistrado detuvo el vehículo que manejaba en un supermercado Carrefour de Martínez. Se trata de un Renault Fluence, azul, casi nuevo, con sólo 400 kilómetros de uso, que le asignó la Corte Suprema de Justicia.

Casanello estacionó el vehículo sobre una pequeña barranca del estacionamiento. Cuando puso el auto en marcha e intentó mover el vehículo, advirtió que la rueda delantera izquierda respondía al volante, pero la delantera derecha no lo hacía y “giraba loca” como si estuviera separada de su eje.

Sin conocimientos de mecánica, el juez no supo qué pasaba. Ya de noche, el juez logró mover el vehículo hasta el estacionamiento subterráneo del mercado. Durante el fin de semana y el lunes averiguó para realizar los trámites del seguro y remolcar el vehículo hasta la concesionaria.

El lunes, cuando llegó a su juzgado y lo comentó con sus colaboradores, decidió hacer una denuncia judicial para que un peritaje oficial establezca las causas del desperfecto, que no pasó a mayores, pero que pudo convertirse en una tragedia si la rueda se comportaba de manera anómala cuando el vehículo circulaba por la Panamericana, como lo había hecho minutos antes.

Un fiscal de la zona norte del conurbano inició las averiguaciones y los peritajes mecánicos.

En el juzgado de Casanello no abrigan ninguna sospecha en particular, y a pesar de que no tienen elementos para imaginar razones no quieren dejar nada librado al azar, por eso el juez decidió hacer la denuncia. Habrá que determinar cuántos Renault de ese modelo sufrieron un desperfecto similar a los pocos kilómetros de salir del concesionario, como en el caso del auto del juez, y de no haber otros casos buscar otras razones.

Éste es el segundo extraño incidente que le ocurre al magistrado desde que tiene el auto asignado por la Corte. Apenas lo tuvo en su poder, sufrió el robo de dos de sus cubiertas cuando lo dejó estacionado.

Casanello tiene a su cargo la causa que investiga al empresario Lázaro Báez por presunto lavado de dinero; investiga, también, el presunto espionaje de Gendarmería Nacional a través del programa Proyecto X; investiga al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime por enriquecimiento ilícito, y tiene la causa por escuchas telefónicas ilegales contra el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

El incidente denunciado por Casanello se suma a las amenazas que sufrió el fiscal del caso, Guillermo Marijuan, quien recibió notas y llamadas intimidatorias.

Comentarios

Ingresa tu comentario