Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Una nueva franquicia de heladerías llegó a Palermo

Arancio, la tradicional firma de la zona oeste del Gran Buenos Aires, desembarcó en la Capital y lanzó su sistema de franquicias.

(PBA) El rubro gastronómico es uno de los sectores comerciales que continuaron en franco proceso de expansión en los últimos tiempos y dentro de este sector uno de los que más crecimiento experimentaron fueron los vinculados con los nuevos espacios dedicados a los helados artesanales y los cafés. Una de las nuevas firmas que parece haber entrado al mercado porteño con fuerza es Arancio Cremas Heladas & Café, que recientemente no sólo abrió su primer local en la ciudad de Buenos Aires sino que también lanzó su sistema de franquicias.

Con su oferta de helados premium 100% artesanales, la clásica heladería de zona oeste apuesta dos nuevas aventuras comerciales. “Este es un gran momento para nosotros, no sólo lanzamos el sistema de franquicias sino que además logramos abrir su primer local en el barrio porteño de Núñez, sobre la calle Cramer 3520. La elección de esta ubicación no es casual, este sector de la ciudad de Buenos Aires tiene el perfil de nuestros productos que tiene buena relación entre costo y beneficio. Los vecinos van a ver que estamos en un segmento de calidad Premium sin tener un precio abusivo” explicó Pablo Varela, socio de la firma gastronómica.

El local, que tiene una superficie que ronda los 70 metros cuadrados y requirió de una inversión aproximada de 300.000 pesos se convirtió en el espacio insignia de la firma en la ciudad de Buenos Aires. “Aquí los clientes se encontrarán con un lugar amigable y con un producto gastronómico de gran nivel. Para nuestras elaboraciones utilizamos materiales de primera calidad. Quienes se acerquen al local de Palermo podrán degustar más de 50 sabores, muchos de ellos exclusivos de Arancio, entre los que se destacan: Pino Pingüino (crema americana y sembrado de nutella), Malbec con frambuesa (crema de frambuesas y vino Malbec) y Fior D´Arancio (crema de naranjas sembrado de cáscaras de naranjas confitadas y salsa de naranja). Pero los más pequeños también cuentan con sabores únicos que sólo encontrarán en Arancio Cremas Heladas & Café como Crema Violeta (una tentadora crema helada con sabor a chicle globo Tutti Fruti)”, afirmó Varela.

Con la misión de realizar día a día el mejor producto del mercado, cuentan con maquinarias de última generación, pero -según Varela- el secreto del éxito de la firma es la selección de la materia prima que da forma a estas cremas heladas. “Sólo utilizamos ingredientes de primera calidad, frutas naturales sin saborizantes, colorantes ni conservantes”, explicó Varela.

Preferencias para todos

En su fábrica crean más de 90 sabores a elección y la posibilidad de desarrollar gustos especiales a pedido, además de postres tradicionales y nuevos propuestas que cada franquiciado sorprenda a los clientes. Con el fin de extenderse por todo el país, brindan asesoramiento completo para la instalación y desarrollo del negocio, apoyando a nuevos emprendedores que quieran diferenciarse de la competencia con un producto de excelencia.

Según Varela este rubro, de productos de consumo masivo, se caracteriza por su estabilidad comercial, por sus elevados volúmenes de facturación y por la baja dotación de personal. “Los franquiciados y su personal reciben capacitación permanente, además la firma franquiciante envía -periódicamente- personal especializado para supervisar y asistir al franquiciado. Otro de los puntos fuertes de nuestra propuesta es que el franquiciado se maneja únicamente con un proveedor, lo que concentra los controles, los pagos y la recepción de mercadería, entre otros temas”, explicó Varela.

Algunos números

Para aquellos que quieran adquirir una franquicia de la firma se estima que el fee de ingreso ronda los 50.000 pesos y promete una facturación mensual (promedio = Año/12 meses) : 520.000 pesos dejando una utilidad neta mensual (promedio = Año/12 meses): 100.000 pesos. “Para abrir el local cada franquiciado requiere un stock inicial de mercaderías que demanda una inversión de 30.000 pesos. En total el capital aproximado necesario para acceder a la franquicia parte de 350.000 pesos y el período de recupero de la inversión se calcula en un plazo menor a doce meses”, concluyó Varela.

Comentarios

Ingresa tu comentario