Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Una nueva causa penal contra el gobierno porteño por el manejo de la publicidad

El fiscal Delgado pidió que se investigue un supuesto "desvío millonario" de fondos que figuran como gastos de pauta oficial; en el macrismo negaron la acusación.

(CABA) El fiscal federal Federico Delgado presentó ayer un requerimiento de instrucción (paso necesario para impulsar todo expediente) en el que sostuvo que debía “emprenderse una profunda investigación para determinar qué ocurrió con los fondos públicos del gobierno de la ciudad de Buenos Aires que fueron falsamente consignados como pauta publicitaria, cuando en realidad fueron llamativa y burdamente desviados”.

La causa se inició por la denuncia de una cooperativa que gestiona una FM de Bernal, la radio Ahijuna, contra los funcionarios macristas Pablo Gaytán (secretario de Comunicación Social) y Miguel de Godoy (secretario de Medios).

Es un nuevo frente que se abre contra el macrismo cuando pretendía haber dejado atrás las denuncias por las contrataciones con Fernando Niembro, que debió renunciar a su candidatura y enfrenta una causa por supuesto lavado de dinero.

En este nuevo expediente se investigará si es cierto que el gobierno porteño publicó en su web que radio Ahijuna había recibido ingresos por publicidad oficial por 618.638,80 pesos, cuando, en realidad, sólo había cobrado 35.580,15.

De acuerdo con la denuncia, lo mismo pasó con al menos otros tres medios: las radios cordobesas FM Energía, de Río Cuarto, y Ciudad FM, de Coronel Moldes, y Canal 4 de Posadas, Misiones. En el caso de este canal, Delgado relató que su dueño había advertido que no recibió ni un solo peso del gobierno porteño y sin embargo figuraba como habiéndole facturado 4.654.711 entre 2011 y 2014. Delgado citó además otros casos presentados por Página 12, que denunció que los desvíos habrían sido, como mínimo, de 8.954.803 pesos.

Entre el gobierno de la ciudad y los medios operaron -relató el fiscal- “bolseros”, que también serán investigados “para determinar a qué se dedican realmente”. Es a nombre de ellos que se facturó la pauta publicitaria de los medios de comunicación, explicó Delgado.

Una de las bolseras identificadas por el fiscal es María Luz Altobelli, “una esteticista que, según surge de la documentación acompañada, tendría un spa y una clínica de liposucción en San Isidro llamada Gerove”, afirmó Delgado. Ella sería una de las encargadas de ofrecer la pauta junto con “su pareja”, el polista Juan Pablo Catanzaro, según el dictamen. “Se deberá indagar qué existe detrás de Gerove”, dijo el fiscal.

En su requerimiento, Delgado le pidió además al juez de la causa, Marcelo Martínez de Giorgi, que citara a declarar como testigos a los dueños de los medios involucrados. También, que obtuviera “todos los expedientes” de los contratos sospechados y que intimara “al área correspondiente” de la Ciudad a “realizar un informe pormenorizado” sobre “el destino” dado a todos esos fondos consignados como pauta publicitaria.

Asimismo, Delgado le pidió a Martínez de Giorgi que ordenara una revisión de la página web del gobierno porteño para ver qué dice de las contrataciones sospechadas y si los datos fueron modificados. “En caso de que se haya eliminado información, que se arbitren los medios para recuperarla”, solicitó.

Ayer, fuentes del gobierno porteño dijeron a la nacion que lo denunciado es “absolutamente falso” y que iban a colaborar con la Justicia para demostrarlo. “Vamos a entregar toda la documentación que pidió el fiscal. Nosotros publicamos todo lo que contratamos en la página web. No sabemos de qué se trata la denuncia, pero vamos a dar toda la información”, dijo un funcionario cercano a Macri.

El dictamen de Delgado no imputa a nadie, pero es muy duro. Prácticamente da por probado que el desvío existió y dice -destacado en negrita- que “lo esencial será develar el destino de esos fondos millonarios”.

Comentarios

Ingresa tu comentario