Buenos Aires, 22/09/2017, edición Nº 1773

Una Fundación trabaja para que las personas con discapacidad alcancen autonomía

Se trata de la Fundación Solar de Integración, que promueve la inclusión social a la comunidad para que no se queden solos cuando sus familias ya no estén.

(CABA) ¿Quién va a cuidar a mi hijo cuando yo ya no esté? Ésa es la pregunta que, durante muchos años, le quitó el sueño a Josefina Cortona. Enviudó muy joven, cuando Daniel, su único hijo, que tiene discapacidad mental, era un nene (ahora, tiene 50). “Al morir mi marido, como no tenía más familiares, tuve que internar a Daniel en una institución para poder trabajar y sostenernos -cuenta-. Estaba allí de lunes a viernes y cuando lo iba a buscar, lo encontraba tristísimo. Los dos sufríamos: en ese lugar no estaba bien”.

La incertidumbre sobre cómo sería el futuro de Daniel empezó a crecer. Entonces, decidió ocuparse en lugar de preocuparse: integró una asociación de padres y participó en su comisión directiva. Conoció a la terapista ocupacional Mariel Postolow, al psiquiatra Aníbal Bó y a otros especialistas y familiares que, como ella, soñaban con un lugar que tuviera un impacto en la vida de las personas con discapacidad intelectual. Lograr que alcancen autonomía con inclusión comunitaria.

En 2009, lo que empezó siendo un sueño comenzó a tener forma: la Fundación Solar de Integración daba sus primeros pasos. Ubicada en Villa Luro y con un equipo formado por psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, psicopedagogos, fonoaudiólogos y docentes, entre otros profesionales, y voluntarios, trabaja por la calidad de vida de esta población vulnerable. A través de un centro de día, acompañamiento terapéutico, integración escolar, apoyo y talleres para profesionales y familiares, la entidad busca favorecer el bienestar emocional, físico y material, así también como el desarrollo personal y la integración, de chicos, jóvenes y adultos.

Aníbal Bó, psiquiatra y director médico de la organización, dice: “Tenemos un objetivo muy claro que es la autovalidación y la determinación, junto con la familia en el proceso de tratamiento y con una perspectiva de inclusión comunitaria”. Para él es clave “lograr una transformación verdadera (a través del) seguimiento del progreso de cada persona”.

fundacion

Josefina, de 85 años, recorre el patio de la fundación con la ayuda de su bastón y del brazo de Daniel, que disfruta del sol y la charla. Desde una ventana llegan las voces de los jóvenes y los adultos en las actividades del centro de día. Es jueves y tienen el taller de lectoescritura.

El centro funciona todos los días, de 9 a 16, en dos bloques: actividades para la autonomía (se ofrecen herramientas para la vida cotidiana, desde el manejo del dinero hasta la movilidad en la calle) y para la inclusión sociocomunitaria. Hay talleres de cocina, estimulación neurocognitiva, musicoterapia, plástica, artesanías, teatro y expresión corporal, entre otros.

El proyecto para el futuro inmediato -ya están listos los planos, pero faltan los fondos-, es la construcción de un alojamiento socio-terapéutico donde cada persona pueda ir forjando, con el apoyo de los profesionales, su proyecto de vida. “Nos hemos comprometido con las familias a que sus hijos con discapacidad no van a quedarse solos cuando ellos ya no estén”, explica Mariel Postolow. Y, mientras muestra el lugar donde se está construyendo un invernadero, agrega: “El alojamiento, que está pensado para 22 hombres y mujeres, incluye un emprendimiento de floricultura, horticultura y jardinería”.

Con una sonrisa de oreja a oreja, Josefina dice: “Hace muchos años que soñaba con un lugar como éste, que pudiera acompañar a personas como yo, grandes, preocupadas por el futuro de sus hijos y con la sensación de que estábamos solos en este duro proceso. Hoy, estoy feliz, disfruto de mi vejez junto a mi hijo y convencida de que cuando yo no esté, no va a estar solo. Que acá lo van a ayudar a seguir adelante”.

Quienes deseen colaborar mediante la donación de fondos para continuar con la construcción del alojamiento, o de plantas, arbustos, semillas y herramientas para el proyecto de jardinería, pueden llamar al (011) 4683-1529 o solicitar más información al correo electrónico infosolarintegracion@gmail.com.

fundacion solar

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario