Una cocina para producir cuatro toneladas de cocaína, en medio del Conurbano

Una cocina para producir cuatro toneladas de cocaína, en medio del Conurbano

(CABA) Una red de narcotráfico cruzaba casi todo el país, desde el norte hasta Puerto Madryn. Una de sus principales cocinas estaba en el José C. Paz, en el noroeste del Conurbano. Funcionaba bajo la pantalla de una fábrica de sulfato de cobre y tenía una importante capacidad de producción: allí hallaron precursores químicos para elaborar cuatro toneladas de cocaína.

La banda fue desbaratada tras más de 15 allanamientos realizados en distintos puntos del país. Durante los operativos fueron detenidos siete sospechosos. Uno de ellos es Julio César Trayán, ex empleado de Ramón Santiago “Cacho” Cano, presidente de la bancada oficialista en la Legislatura tucumana y hombre ligado a José Alperovich y al gobernador Juan Manzur.

Aunque los investigadores aún no definieron qué rol tenía dentro de la organización, su vinculación con el caso generó un escándalo político en Tucumán. Cano publicó un pedido de disculpas en su Facebook y se mostró desilusionado por “haber confiado en alguien que sin duda no debería estar ni remotamente ligado a cualquier actividad estatal”.

La investigación, que incluyó la intervención de más de 40 líneas telefónicas y tareas de campo en Tucumán, Córdoba, Santiago del Estero, Buenos Aires y la Costa Atlántica, tuvo dos allanamientos centrales.

En uno de ellos, realizado en la localidad bonaerense de José C. Paz, agentes de la Policía Federal hallaron 3240 litros de ácido clorhídrico, 200 de sulfúrico y 30 kilos de soda cáustica. El lugar contaba con varias bateas en las que, según informaron fuentes del caso, se “cocinaba” la pasta base que importaban desde Bolivia.

En otro operativo, en Esteban Echeverría, los agentes hallaron 600 kilos de ácido sulfúrico y 475 litros de ácido clorhídrico en una empresa que se dedicaba a la compra producción y venta de sustancias químicas y no estaba registrada en el Registro Nacional de Precursores Químicos.

Según informó Fiscales.gob.ar, el sitio del Ministerio Público Fiscal, por el caso también fueron detenidos tres hermanos de apellido García y secuestrados unos 50 autos de dos concesionarias. La banda también tendría un taller en el que acondicionaban vehículos para mover la droga por todo el país: creen que la ruta conectaba San Miguel de Tucumán con Puerto Madryn, con contactos en Córdoba, Buenos Aires y Mar del Plata.

S.C.