Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Un viaje en colectivo sin subsidios costaría diez pesos

Lo calculó el Ministerio de Transporte: transfiere $ 863 millones al mes a las empresas para que el boleto siga en $ 3.

(CABA) Según el Ministerio del Interior y Transporte, un boleto de colectivo debería valer un promedio de $ 10,05 en las líneas que viajan por la Ciudad de Buenos Aires y $ 11,14 para las que llegan al Conurbano. Como los pasajeros desembolsan menos –$ 2,77 promedio en traslados porteños y $ 2,99 hacia el Gran Buenos Aires–, el Estado nacional “compensó” a esas líneas de transporte con $ 863 millones en marzo para cubrir la diferencia entre lo que abonan los pasajeros y lo que deberían percibir las empresas.

Los números de Transporte fueron hechos sobre la cantidad de kilómetros que realizan las compañías y sus costos. La principal erogación de las empresas es sueldos al personal –casi 50% de su operación– mientras que el combustible consume un 15% de su presupuesto.

El Estado destinó $ 15.165 millones al transporte durante el primer trimestre. La cartera a cargo –encabezada por Florencio Randazzo– no explicó los subsidios frente a reiteradas consultas de Clarín. El transporte automotor se llevó $ 9.000 millones, mientras que los trenes recibieron $ 7.400 millones y el segmento aerocomercial obtuvo $ 1.650 millones, según datos de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP).

colectivos

En las cuentas de Transporte, las empresas que van desde la ciudad de Buenos Aires a La Plata o Pilar deberían cobrar un boleto de $ 30,62. Quienes se desplazan en esos colectivos pagan un promedio de $ 10,74 y el resto lo pone el Estado. Son $ 61 millones.

Para determinar los subsidios, el Gobierno usa más categorías, como las líneas provinciales –subirse vale $ 9,24 y los pasajeros abonan 2,89– y municipales –boleto de $ 8,02, con los viajeros pagando un promedio de $ 2,64–. A ambos grupos de líneas, Transporte les girará $ 700 millones. Todo forma parte de los $ 1.647 millones que el Poder Ejecutivo les transferirá a los colectivos como un extra correspondiente a marzo de este año. El sindicato, la UTA, planteó a las empresas que ese dinero se use para la paritaria.

En un anexo en el que clasifica a las empresas, el Gobierno aporta confusión. Hay empresas que están en el grupo del conurbano (se les reconoce un boleto de $ 11,14), pero también están incluidas como de “jurisdicción provincial”, es decir que percibirían $ 9,24 por cada persona que se sube. Es el caso de Micro Omnibus Quilmes, cuya línea 159 se desplaza desde el Correo Central al conurbano sur (Berazategui y Florencia Varela).

Dentro de Buenos Aires, cuando la tarjeta SUBE pasa por la máquina lectora, a su portador le descuentan entre $ 3 y $ 4 por cada viaje, dependiendo de la extensión del mismo. Si se trata de pensionado/jubilado, hay un descuento de 40%. Para trasladarse sin SUBE, hay que pagar el doble ($ 7 y $ 8) y con monedas.

Hay unas 25 compañías que también figuran en dos anexos diferentes de los subsidios, aunque no se explican las razones. Por ejemplo, las líneas 12 y 39 solo se desplazan por los barrios porteños. Transporte Automotor Callao (titular de la línea 12, de Palermo a Barracas) está registrada para funcionar en el “distrito federal –Buenos Aires– con jurisdicción nacional” en el anexo 3 de la resolución que Transporte publicó antes de ayer en el Boletín Oficial. Pero también figura en el anexo 4. En cambio, Transportes Santa Fe (Línea 39, de Chacarita a La Boca) solo figura en el anexo 3. A ambas se les valida cobrar $ 10,05 por cada pasajero transportado, pero el doble registro de la 12 hace suponer que Transporte la “desglosó” por alguna razón en especial, que no fue especificada.

Fuente: Clarín.

Comentarios

Ingresa tu comentario