Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Un suicidio en la linea B provocó demoras y la furia de los usuarios

A los problemas e incidentes del miércoles, se sumaron este jueves dos interrupciones. Un pasajero sufrió una descompensación y una mujer se arrojó a las vías para quitarse la vida. Un grupo de usuarios destrozó la boletería de la estación Medrano. (CABA) El servicio de la línea B de subterráneos quedó interrumpido este jueves en dos oportunidades por la descompostura de un pasajero en Callao y el suicidio de una...

A los problemas e incidentes del miércoles, se sumaron este jueves dos interrupciones. Un pasajero sufrió una descompensación y una mujer se arrojó a las vías para quitarse la vida. Un grupo de usuarios destrozó la boletería de la estación Medrano.

0000743766

(CABA) El servicio de la línea B de subterráneos quedó interrumpido este jueves en dos oportunidades por la descompostura de un pasajero en Callao y el suicidio de una mujer en Malabia, por lo que un grupo de usuarios causó destrozos en esa boletería.

La primera interrupción del servicio se registró a las 9.10 cuando un pasajero que viajaba en una formación que circulaba hacia Leandro N. Alem sufrió “una descompensación arriba del tren” en la estación Callao.

Por este hecho, la línea no funcionó hasta las 9.40, cuando el hombre fue atendido por personal del SAME, y pudo bajar de la formación, detalló la empresa.

Como consecuencia de esta interrupción un grupo de pasajeros rompió un vidrio en la estación Malabia, lo que generó el cierre de las boleterías.

La otra interrupción ocurrió a las 11, cuando una mujer, de unos 40 años, que portaba libros, se arrojó a las vías cuando ingresaba un tren en dirección a la estación Alem en la estación Malabia, por lo que el servicio volvió a quedar interrumpido y se cerró la estación.

Un hecho similar ocurrió el miércoles, cuando una formación se detuvo por problemas técnicos cuando salía de Pasteur y los pasajeros debieron ser evacuados por los túneles, lo que generó una crisis de nervios en algunos de ellos.

Como consecuencia de esta evacuación, la empresa concesionaria dispuso un servicio reducido entre las estaciones Rosas y Medrano.

Cuando los usuarios se enteraron en Medrano que debían descender porque el servicio finalizaba ahí, primero se negaron y, luego, un grupo de pasajeros atacó la boletería y causó algunos destrozos.

Fuente consultada: Télam

Comentarios

Ingresa tu comentario