Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Un milagro para Lousteau: según Poliarquía está abajo diez puntos

Martín Lousteau achicó la diferencia, pero Larreta -por ahora- gana en la segunda vuelta. Faltan cuatro días de campaña cruciales.

(CABA) Cuando falta una semana para el ballottage que consagrará al próximo jefe de gobierno porteño, la distancia entre el candidato de Pro, Horacio Rodríguez Larreta, y el de ECO, Martín Lousteau, se redujo a casi la mitad respecto de la que había dejado como resultado la primera vuelta del domingo pasado.

Según el sondeo, Rodríguez Larreta concentra hoy el 49,1 por ciento de la intención de voto, mientras que Lousteau alcanza el 38,3%. El domingo pasado la brecha entre ambos fue de 20 puntos (el candidato de Pro sacó 45,5% y el de ECO, 25,5%). De acuerdo con los cálculos de Poliarquía, la distancia se redujo a 10,8 puntos porcentuales.

Siempre según la encuesta, mientras que en los últimos días (ya sin los demás participantes de la primera vuelta en carrera) Rodríguez Larreta sumó 3,6 puntos de intención de voto, la nueva cosecha deLousteau asciende a 12,8 puntos.

La distribución de la intención de voto se completa con el voto en blanco y los indecisos. Optaron por el voto en blanco el 5,7% de los consultados y dijo no saber a quién votará o prefirió no contestar otro 6,9%.

“Lousteau logra reducir a casi 11 puntos la diferencia de 20 del domingo pasado, pero, aunque sumara todos los indecisos, no le es suficiente para ganar la elección”, destacó Fabián Perechodnik, director de Poliarquía Consultores.

La proyección de estos resultados llevaría a Rodríguez Larreta a obtener 55,3% de los votos, contra 44,7% que irían para Lousteau.

Otra conclusión interesante del relevamiento de Poliarquía surge del cruce entre los votos de la primera vuelta y la intención de voto para el domingo que viene, es decir, el corrimiento de votos que produjo la reducción de la oferta electoral de cinco a dos candidatos.

De acuerdo con ese análisis, el electorado de Rodríguez Larreta es algo más fiel que el de Lousteau: 94 de cada 100 porteños que eligieron al jefe de gabinete de Mauricio Macri hace siete días volverían a hacerlo dentro de una semana. En el caso del candidato de ECO, el 86% de sus votantes en la primera vuelta repetirán la preferencia por él en la segunda.

¿Qué pasaría con el voto al ex candidato del Frente para la Victoria, Mariano Recalde? La mayoría de quienes lo eligieron, un 67%, se mudaría a Lousteau y otro 17% votaría en blanco. Sólo el 8% migraría a Rodríguez Larreta, y el mismo porcentaje dijo no saber o prefirió no contestar.

Los votos de Recalde, que en primera vuelta consiguió 21,9 puntos, son el principal botín en juego en el ballottage de la semana próxima. Anteayer, el propio Recalde dijo en público que el Frente para la Victoria no apoyará oficialmente ni a Rodríguez Larreta ni a Lousteau. “Son dos candidatos del mismo proyecto. El ballottage es la resolución de una interna partidaria”, justificó la decisión el presidente de Aerolíneas Argentinas.

Sin embargo, y según pudo saber LA NACION de allegados a la Presidenta, los simpatizantes del FPV votarán casi masivamente por Lousteau.

Por otra parte, la mayoría de quienes en la primera vuelta optaron por alguno de los dos candidatos de la izquierda también votarían por Lousteau en el ballottage.

El 58% de los votantes de Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad) se inclinaría por Lousteau, el 14% no sabe y el 5% elegiría a Rodríguez Larreta. El 23% restante votaría en blanco. Los adherentes de Myriam Bregman, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), se volcarían en un 46% de los casos por Lousteau y en un 16% por Larreta. En tanto, el 21% votaría en blanco, en línea con la decisión oficial del frente, y el 17% restante no sabe o no contestó.

“El voto en blanco no es tan alto como se pensaba. Sólo alrededor del 20% de los votantes de Recalde, Bregman y Zamora eligen esa opción”, apuntó Perechodnik.

El análisis sociodemográfico del electorado porteño que incluye el estudio de Poliarquía también arroja conclusiones llamativas.

De allí se desprende, por ejemplo, que el candidato de ECO es más popular que su adversario entre los electores más jóvenes. El 52% de los votantes de entre 18 y 29 años se inclinaría por Lousteau, mientras que el 35% lo haría por el candidato de Pro. Larreta, a la vez, gana entre los porteños mayores de 50: lo elegiría el 62% en esa franja, frente al 27% que iría por Lousteau.

El análisis del voto según el lugar de residencia indica que Larreta se impondría en el sur, en el centro y en el norte de la ciudad. La mayor distancia entre los candidatos se daría en el Sur, donde el 59% de los votantes respaldaría al delfín de Macri y el 31%, al postulante de ECO.

La encuesta de Poliarquía se hizo entre el miércoles y viernes últimos, a partir de 1000 consultas telefónicas. Tiene un error estadístico de +-3,16% para un nivel de confianza de 95%.

Comentarios

Ingresa tu comentario