Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Un invernadero en Parque Avellaneda está sembrando 10 mil ejemplares para distribuir en la Ciudad

La poda y los problemas con ramas y raíces sin control están entre las principales quejas de los vecinos. Ahora buscarán ocupar lugares vacíos y reemplazar los que sean peligrosos

(CABA) Las flores violetas de los jacarandás, las rosadas de los lapachos o las amarillas de los cassia carnavales van a sumarle color a Buenos Aires. Estas y otras especies autóctonas de árboles van a ser producidas en un invernadero en Parque Avellaneda, para ser distribuidas en toda la Ciudad. En total, se espera una producción de entre 10 mil y 12 mil ejemplares, que estarían listos para trasplantar en un plazo de tres años.

El vivero donde se harán crecer los retoños estará bajo un domo o cúpula, con el que están techando un antiguo tanque australiano ubicado dentro del Parque Avellaneda. “La ventaja de este domo es que va a servir de invernáculo, lo que nos va a permitir que las especies estén protegidas del calor o el frío durante todo el año. La temperatura se va a mantener en 25°. Y los árboles van a permanecer en este lugar desde su siembra hasta que estén en condiciones de ser trasladados a la calle”, explica Adrián Peña, el gerente operativo de Mantenimiento del Arbolado Urbano, a cargo del vivero municipal.

En este invernáculo, que se suma a un vivero ubicado en Ituzaingó, se van a producir árboles para toda la Ciudad. Van a cultivar especies autóctonas, como el jacarandá o el lapacho, y la mayoría con flores. “Elegimos especies que no dañan las veredas y que se ambientan bien. El objetivo es reproducir ejemplares para toda la Capital, que ya no tendrá que comprarlos, para abastecer a unos 10 mil canteros vacíos. También los vamos a usar para reemplazar a los árboles que haya que retirar de la vía pública por razones de seguridad. La idea es que la Ciudad se autoabastesca de árboles y que no tenga que comprarlos”, detalla Peña. El último Censo Fitosanitario que se hizo en la Ciudad fue en 2011 y reveló que existen 424.365 ejemplares, incluyendo 372.625 en las veredas y otros 51.740 en los espacios verdes. Además, se determinó que el 91% se encontraba en buen estado.

Los árboles porteños pertenecen a 300 especies diferentes. La más repetida es el fresno americano, que con 143.405 ejemplares representa el 40% del total de árboles. En el segundo lugar está el plátano, con 34.338 ejemplares, seguido por el tilo (17.284), el jacarandá (10,975), el paraíso (24.264) y el ficus (23.707). Otros árboles habituales son el fresno europeo, el crespón, la tipa blanca, el ligustro común y el ligustro disciplinado. En el Ministerio de Ambiente y Espacio Público afirman que estas 11 especies representan el 80% del total de árboles de la Ciudad. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario