Un foro en la UBA para frenar el ajuste

Un foro en la UBA para frenar el ajuste

(CABA) Con el objetivo de discutir y problematizar el situación actual de la universidad pública en general, y de la UBA en particular, docentes, graduados, estudiantes y no docentes confluirán mañana en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales en el foro UBA de Pie. Son tres los ejes centrales que se pondrán en debate: la defensa irrestricta de la educación pública, el rechazo a los proyectos neoliberales y mercantiles, y la perspectiva de que “la UBA podría estar mejor de lo que está”. Entre los organizadores del encuentro están Otra UBA es posible, Científicos y universitarios autoconvocados, la federación docente Conadu y las agrupaciones La Cámpora, Movimiento Evita y La Mella, entre otras.

“Defendemos una universidad que busque garantizar el derecho a la educación de todas y todos los habitantes de este suelo, que tenga a la formación de profesionales críticos, a la producción de conocimiento y a la intervención social productiva como pilares sustantivos de su proyecto –dice el texto de la convocatoria al foro–. Queremos una universidad creativa, plural, donde las mejores tradiciones científicas y tecnológicas puedan dialogar con las humanísticas y artísticas. Aspiramos a una universidad integrada con las demandas y las necesidades sociales, en diálogo permanente con los movimientos sociales, los sindicatos, las cooperativas, las pymes y el Estado, en sus múltiples expresiones.”

En diálogo con Página/12, Federico Schuster, ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales y actual consejero superior por los profesores, dijo que “hay que abrir un debate sobre los desafíos de la universidad pública en el contexto actual del país”. Y señaló la particular coyuntura que atraviesa la universidad pública bajo el gobierno de Mauricio Macri:

“No veo por el momento una política para alentar y promover las universidades, al contrario, se les ha sacado su lugar como consultoras del Estado”, afirmó Schuster. “Uno infiere, por otras políticas que tiene el Gobierno, por lo que dicen sobre el tema y quiénes son los actores, que ven a la universidad como un bien comercializable –observó–, lo que lleva a una depreciación total del conocimiento.”

Federico Montero, secretario general de Feduba, gremio de base de Conadu, explicó a este diario que en el encuentro se reunirán espacios que quieren “frenar el ajuste macrista. La idea –remarcó– es articular con el conjunto de los actores sociales que estén parados frente a la vereda del macrismo”.

Como parte de la convocatoria al foro que comenzará mañana a las 9, en Exactas, los organizadores promueven “una universidad democrática, tanto por las condiciones de su gobierno como por su valor para el conjunto de la sociedad. Una universidad capaz de abrir sus puertas a los derechos de ciudadanas y ciudadanos, de aportar herramientas para permitir a cada quien la construcción de su propio proyecto de vida, de generar bienes públicos para el conjunto del pueblo argentino. Una universidad, en definitiva, transparente, que rinda cuentas públicas de lo que hace con el dinero de todos y que pueda ser valorada socialmente, con el orgullo que se tiene por lo mejor de lo propio”.

El foro apuntará también a comenzar a analizar el futuro próximo de la UBA, de cara a la elección de autoridades prevista para el año que viene. Schuster es crítico de algunas orientaciones de la UBA, cree que el presupuesto debe estar descentralizado –el rectorado concentra más de la mitad de los gastos que no son sueldos–, que se debe apoyar más a la extensión y a la ciencia y tecnología: para este área, dijo, la UBA “invierte menos que en seguridad y limpieza”.

“La tarea de esta etapa es construir una nueva mayoría central y política, los docentes sufren el ajuste como el conjunto de los trabajadores. Pero tenemos un compromiso muy importante con los pibes, que hoy se nos están cayendo, muchos dejaron de cursar”, contó Montero. También llamó a observar el “horizonte estratégico”: “Defender la universidad pública con un gran frente político”. Tanto Montero como Schuster coincidieron en que si el macrismo aún no profundizó más el ajuste contra la universidad pública, “fue porque la histórica marcha del 12 de mayo le mostró al Gobierno que hay una base muy sólida que conoce sus derechos y no va a relegar las conquistas que se consiguieron los años anteriores, que va a defender una universidad para todos”.

S.C.