Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Un ex-espía fue desplazado de la Policía Metropolitana

Se trata de Alejandor Rivaud, investigado en una causa por reventa de entradas de River Plate. Defensoría reiteró el pedido de informes sobre el pasado de los agentes. (CABA) El jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, tuvo finalmente que ordenar el pase a disponibilidad de la Policía Metropolitana del ex espía Alejandro Rivaud, luego de que Tiempo Argentino revelara que se encuentra investigado en la...

Se trata de Alejandor Rivaud, investigado en una causa por reventa de entradas de River Plate. Defensoría reiteró el pedido de informes sobre el pasado de los agentes.

policia metropolitana alejandro rivaud

(CABA) El jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, tuvo finalmente que ordenar el pase a disponibilidad de la Policía Metropolitana del ex espía Alejandro Rivaud, luego de que Tiempo Argentino revelara que se encuentra investigado en la causa por reventa de entradas del Club River Plate. La decisión ocurrió luego de que Macri fuera denunciado en la justicia por la defensora adjunta del Pueblo porteña, Graciela Muñiz, por incumplimiento de los deberes de funcionario público. El jefe de la Ciudad, sin embargo, continúa ocultando el dato de cuántos ex integrantes de inteligencia de la Policía Federal pasaron a integrar las filas de la fuerza local, algo que había sido requerido por la Defensoaría, ya que la Metropolitana no tiene atribuciones para tareas de espionaje interno.

El oficio con el que el gobierno porteño le respondió a la Defensoría fue fechado el 24 de enero, pero recién fue recibido en el organismo público el 5 de febrero. Está firmado por el jefe de la Metropolitana, Horacio Giménez. En teoría, se contestó tres días antes de que Macri fuera denunciado en la justicia penal por haber ocultado la información sobre Rivaud. La información, en rigor, fue revelada por Tiempo el 6 de enero pasado. Aún así, el Ejecutivo porteño incumplió el plazo de 48 horas dadas por Muñiz para responder y evitó referir las tareas asignadas a Rivaud.

En virtud de haber tomado conocimiento por medio de la Auditoría Externa Policial, del contenido de la nota enviada el pasado 7 de enero del actual, vinculada a los presuntos sucesos en los que se viera involucrado el Inspector Alejandro Rivaud, en el marco de la causa Nº29440, en trámite ante el juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº10, se informa que desde la jefatura se dispuso el inicio de actuaciones en concepto de Sumario Administrativo y, como medida preventiva, se resolvió el cambio de situación de revista del nombrado, de servicio efectivo a disponibilidad“, afirmó el jefe policial en el oficio.

Sin perjuicio de ello, se deja constancia de que en el ámbito de la causa de referencia, el juzgado actuante, a la fecha, no adoptó temperamento procesal alguno para con el personal policial de marras“, culminó el escrito. Esto dejó entrever que la verdadera intención de la administración porteña es diluir las responsabilidades de Rivaud y atarlas a la suerte del expediente judicial instruido por el suspendido fiscal de Saavedra José María Campagnoli, a quien el juez de la causa Fernando Caunedo le asignó un extenso compendio de irregularidades.

De acuerdo a la pesquisa, Rivaud aparece disputando el negocio de reventa de entradas con barrabravas de River, que actuaron presuntamente en connivencia con dirigentes del club y con empresarios para revender vía Internet y en las inmediaciones de la cancha entradas de protocolo. La causa acumuló 1066 discos con escuchas ordenadas a la SIDE. Pero los encargados de realizar la transcripción, por orden de Campagnoli, fueron integrantes de la Comuna 12 de la Metropolitana, fuerza en la que se desempeña Rivaud desde el 1 de diciembre de 2012.

El pase a disponibilidad de Rivaud –alias “el francés”– cayó como un balde de agua fría puertas adentro de la Metropolitana. En la fuerza ven en la medida un intento de proteger al superintendente de Investigaciones, Carlos Alberto Kevorkian, a quien reportaba el agente. Sus tareas tampoco fueron especificadas y, según fuentes consultadas por este diario, no revistaba con frecuencia en el edificio de Avenida Patricios 1142. Este caso remite al de las escuchas ilegales protagonizado por el aspirante a la fuerza Gerardo Ciro James, por el que Macri está a un paso del juicio oral y público. La diferencia es que “el francés” tenía aun más preparación que James para tareas de inteligencia denominadas “de campo”.

Desde 1997 Rivaud fue –con el legajo Nº 1919– el encargado de liderar un sector especial de la División Investigación de Conductas Delictivas en Espectáculos Deportivos de la Policía Federalv, también conocida como “conductas delictivas”. Participó de un confuso episodio en 2005: en un operativo, y de civil, Rivaud trasladó al hincha Fernando Blanco, de 17 años. El joven murió dos días después con serias lesiones en la cabeza. La versión oficial, nunca del todo clara, dio cuenta que se arrojó del móvil policial. El jefe de ese fallido operativo policial fue precisamente Kevorkian.

Volviendo al oficio presentado ante la defensoría, la segunda intención del escrito fue desactivar la causa N° 4926/2014 contra Macri, ante la justicia nacional en lo criminal y correccional. Con esta formalidad, ahora quedará “abstracta”, justamente el mismo día en que la denuncia había pasado a la fiscalía para decidir si le daba impulso e imputaba al alcalde. El problema es que la presencia de Rivaud en la fuerza y su pasado como “pluma”, como se denomina en la jerga policial a los ex inteligencia de la PFA, puso la lupa en la composición y en las tareas que se supone que la Metropolitana tiene vedadas por ley.

Fuente consultada: Infonews

Comentarios

Ingresa tu comentario