Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Un estudio reveló el mal uso de plaguicidas en las frutas y verduras que consumen porteños

El trabajo estuvo a cargo de la Cátedra de Soberanía Alimentaria (Calisa) de la Escuela de Nutrición de la UBA y el Espacio Multidisciplinario de Interacción Socioambiental (Emisa) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

(CABA) La investigación reveló que en 61% de los alimentos estudiados se detectó al menos un plaguicida mientras que 11% presentaron mezclas de más de tres plaguicidas y en un cuarto del conjunto se detectaron al menos dos de estos agroquímicos.

La investigación detalló que 4% de las muestras tenía concentraciones de plaguicidas por encima de los límites máximos de residuos (LMR) permitidos por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), dependiente del ministerio de Agroindustria.

Sin embargo, cuando los investigadores aplicaron la resolución del Senasa que establece que si un producto no está regulado para un alimento lo máximo permitido es el 0,01 mg/kg, entonces las muestras que se encuentran “fuera de la regla” ascendieron a 42%.

El trabajo estuvo a cargo de la Cátedra de Soberanía Alimentaria (Calisa) de la Escuela de Nutrición de la UBA y el Espacio Multidisciplinario de Interacción Socioambiental (Emisa) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

El estudio consistió en la búsqueda de residuos de plaguicidas (insecticidas, fungicidas y herbicidas) en 85 muestras de naranjas, morrones, lechugas, zanahorias y tomates entregadas por la población de la ciudad de Buenos Aires a partir de una convocatoria de la cátedra entre el 27 y 30 de septiembre de 2015 que invitaba a llevar “las frutas y verduras que se compran cotidianamente en la verdulería”.

MG

FUENTE CONSULTADA: TÉLAM

Comentarios

Ingresa tu comentario