Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

Un especialista británico brinda talleres para asesorar en la revitalización de Barracas

Donald Hyslop, quien renovó la ribera sur del Támesis en Londres, vino a la Ciudad a aportar ideas para renovar desde lo arquitectónico y cultural el barrio.

Por Juan Landa

Donald Hyslop es el jefe de Revitalización del Museo Nacional Británico de Arte Moderno (Tate Modern) de Londres, Inglaterra, y durante los últimos 12 años lideró la renovación urbana con orientación cultural en la zona de Bankside, una vieja área industrial situada en el centro de esa ciudad.

Hyslop está en Buenos Aires para brindar workshops a protagonistas involucrados en el desarrollo del Distrito de Diseño, en Barracas, y recorrió la zona con el objetivo de aportar ideas para revitalizar desde lo arquitectónico y cultural ese barrio del sur de la ciudad.

“Es mi primera visita a Buenos Aires; es una ciudad muy bella y vibrante. Lo primero que vi cuando llegué fueron las calles repletas de ciclistas, y eso fue una señal de una ciudad creativa y progresista. Además, hay fantásticos edificios y grandes posibilidades de crecer en el plano de los espacios verdes y el transporte público”, aseguró a LA NACION el sociólogo británico.

Y agregó: “Me sorprendió la creatividad de los porteños; se puede ver en el arte callejero, en la pasión futbolera y en la energía que irradian cuando están en grupos. Ése es un ingrediente perfecto para enfrentar una renovación urbana”.

-¿Cuáles son los desafíos más grandes de esta renovación?
-En los alrededores del Distrito del Arte y de Diseño (en los barrios de La Boca, Puerto Madero y Barracas) hay diversas organizaciones culturales, grandes empresas, negocios, asociaciones, clubes. Se necesita lograr un nexo más concreto entre todos estos espacios para que se puedan concentrar y que la renovación sea conjunta. El desafío es mejorar los diferentes medios de transporte de la zona, el pavimento, las veredas, hacer más creativa la señalización y la relación entre las autopistas. Puntos clave para potenciar la comunicación entre los habitantes.

-¿Cómo analiza en lo arquitectónico a Buenos Aires con respecto a otras ciudades de América latina y el mundo?
-Similar a muchas, pero, a su vez, distinta. Hay mucho trabajo por realizar. Es cuestión de proponer un plan de renovación urbano y llevarlo a cabo seriamente. Es una ciudad con mucho potencial. Los porteños tienen un fuerte sentido de pertenencia, tradición y herencia. Ese respeto por el pasado es muy útil para la construcción del futuro.

Durante su visita, Donald Hyslop recorrió en el barrio de Barracas las instalaciones del Centro Metropolitano de Diseño y sus alrededores. Conoció los murales de Sorondo, la fábrica Alpargatas, los bares La Flor de Barracas y Los Laureles, el Mercado de las Flores, el edificio Central Park y la Basílica Sagrado Corazón, entre otros lugares.

“Me llamó la atención lo variada que es la arquitectura en la ciudad, se podría decir que es una fusión de las edificaciones de América y Europa. Los espacios verdes son muy generosos. Otra de las cosas que más me gustaron del recorrido fue que muchos edificios antiguos fueron refaccionados a nuevo respetando la arquitectura original, como en Puerto Madero”, dijo Hyslop.

Consultado sobre qué cambios realizados en Londres se pueden aplicar en Buenos Aires, el sociólogo explicó que “para adaptarse ambientalmente al siglo XXI, el desafío de Buenos Aires y de muchas otras ciudades del mundo es mejorar el transporte público; que sea más fluido, más accesible y económico para que la gente se pueda trasladar al trabajo, o adonde sea, con mayor facilidad”.

renovacion barracas

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario