Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Un día sin Internet

Este miércoles, los gigantes de la red de redes como Google, Yahoo!, Facebook, Foursquare, Twitter, Wikipedia, Amazon, Mozilla, AOL, eBay, PayPal, IAC, Linkedin, OpenDNS y Zynga amenazan con suspender sus servicios por 24 horas frente al debate en el Congreso de los Estados Unidos de la ley antipiratería digital conocida como Stop Online Piracy Act (SOPA), que restringiría a la posibilidad de compartir contenidos. Para tomar dimensión del impacto que...

Este miércoles, los gigantes de la red de redes como Google, Yahoo!, Facebook, Foursquare, Twitter, Wikipedia, Amazon, Mozilla, AOL, eBay, PayPal, IAC, Linkedin, OpenDNS y Zynga amenazan con suspender sus servicios por 24 horas frente al debate en el Congreso de los Estados Unidos de la ley antipiratería digital conocida como Stop Online Piracy Act (SOPA), que restringiría a la posibilidad de compartir contenidos.

Para tomar dimensión del impacto que esto generaría, es preciso conocer algunos datos acerca de los niveles de uso de Internet a nivel global.

Durante el término de un día, en la Web se registran más de 100.800 dominios, se mandan 250.000 millones de mails, se suben 864.000 videos a YouTube, se escriben más de 936.000.000 comentarios en Facebook y se emiten 102.600.000 tweets .

Solo en Google, el buscador más popular, se realizan 1.000 millones de búsquedas por día, se escriben 2.160.000 actualizaciones de blogs , se producen 532.800.000 llamadas por Skype y se descargan en iPhones 18.720.000 aplicaciones.

Aunque el “apagón”, en principio, se había anunciado para el 23, el sitio de intercambio de contenidos Reditt, principal impulsor de la protesta digital contra SOPA, anunció que este miércoles 18 interrumpirá sus servicios y, aunque no lo han confirmado, muchos en Estados Unidos creen que los gigantes de Internet podrían adherir a esta medida.

El proyecto de ley fue impulsado el 26 de octubre de 2011 por el congresista republicano Lamar S. Smith. Tiene el apoyo de la industria cinematográfica de Hollywood, las grandes discográficas norteamericanas y ESA (Entertainment Software Association), que agrupa a las principales compañías de videojuegos. Pero casi todo el resto de las grandes empresas de Internet están en contra.

Según un estudio realizado por el Centro de Predicción Económica (Ceprede) de Madrid, de acuerdo con datos recogidos por World Economy Survey (WES), los negocios de todos los países y regiones sufrirían una caída en sus operaciones comerciales, en un promedio global del 65 por ciento. Oceanía sería el continente más afectado, 88%; América del Norte, 80%; Asia, 71%, y América latina, 53%. Esto demuestra la dependenc

El impacto económico

“A medida que pase el tiempo y las tecnologías se vayan desarrollando, las políticas deberán ser más intensivas para proteger las economías de los países”, sostiene el estudio de la Ceprede.

El tema no es broma. Existen hoy empresas enteras montadas sobre Internet. Ni hablar de aquellas que están relacionadas con el e-comerce , como eBay, Amazon, y más cerca, Mercado Libre o Groupon. Pero también sufrirían los sistemas de transporte, los gobiernos y todo el sistema financiero mundial.

“Las grandes compañías que se dedicaban a la producción y distribución analógicas están en una gran crisis. La manera de hacer negocios ha cambiado y todo gracias a la digitalización de los contenidos y los sistemas”, expresó en su blog IdentidadGeek Zapata, un estudiante de ingeniería electrónica español.

Otro punto es que el pulso de la humanidad queda actualmente registrado a través de la interacción de las personas e instituciones por Internet. Ese día sin Red quedaría en blanco, o en negro digitalmente hablando.

“Ahora que lo pienso, ¿cómo mantendría el contacto con mi familia, amigos y cercanos? Todo lo hacemos por servicios web: Skype, Whatsapp, iMessages… me sentiría solo…”, reflexionó Kemeny Larrondo.

El aspecto psicológico tampoco sería menor. Cada vez más personas supeditan su relacionamiento y comunicación a las redes sociales. Hacer una llamada telefónica es ya algo antiguo.

“De sólo pensar en no poder estar conectado, me recuerda a los días de vacaciones. No sería malo, sólo menos productivo, quizá deba aprender a cosechar y trabajar la tierra, ya que mis skills [habilidades] digitales no tienen ninguna utilidad en un mundo sin Internet. Esto me hace pensar en que si ése fuese el caso, he perdido mucho tiempo de mi vida en la computadora”, concluyó un operador de sistemas.

Comentarios

Ingresa tu comentario