Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Un barrio oriental en suelo porteño

Al otro lado de las vías del Ferrocarril TBA y la estación Belgrano C, se encuentra un barrio muy peculiar que a más de uno dejó sorprendido con lo que puede ofrecer. El barrio Chino está compuesto por una serie de locales y restaurantes que son una atracción no solo para los turistas sino también para nosotros, los porteños. A su vez se pueden encontrar templos y lugares acordes a...

Escribe Sofía Quilici

Al otro lado de las vías del Ferrocarril TBA y la estación Belgrano C, se encuentra un barrio muy peculiar que a más de uno dejó sorprendido con lo que puede ofrecer.
El barrio Chino está compuesto por una serie de locales y restaurantes que son una atracción no solo para los turistas sino también para nosotros, los porteños. A su vez se pueden encontrar templos y lugares acordes a la comunidad.
Esta zona comenzó a desarrollarse hace aproximadamente 20 años a consecuencia de la inmigración taiwanesa, pero hoy en día es un paseo exótico que durante el fin de semana llena sus calles de gente. 25 mil personas visitan el lugar para conocer la cultura, es por eso que muchos suelen comer en los restaurantes las comidas típicas. Otros, en vez de comer elijen recorrer los supermercados del lugar para comprar salsas de soja, hongos típicos del lugar, té, tofu y sushi, entre otros.
El único problema que presenta el barrio son las etiquetas imposibles de descifrar de los productos, es por eso que La Asociación Cultural Chino-Argentina organiza visitas guiadas a algunos locales y dicta clases de chino mandarín para quienes estén interesados en aprender.
Una de las cosas que más llama la atención son los productos de decoración que ofrecen los vendedores, entre ellos predominan las tetras de porcelana pintadas a mano, tazas haciendo juego y los tan famosos bols de cerámica. También se pueden encontrar adornos con forma de dragones y sables.
Este barrio ofrece miles de posibilidades y de diversiones que son únicas en Capital Federal y que se pueden disfrutar todos los días a partir de las 10, y los fines de semana desde las 11, una cultura única dentro del suelo porteño.

Comentarios

Ingresa tu comentario