Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Tropas de auxilio en las villas porteñas y del conurbano

El Gobierno nacional puso en marcha un plan para militarizar las villas de emergencia, para realzar tareas humanitarias. arturo (Ciudad de Buenos Aires) El Gobierno movilizó a cientos de efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad para tareas de contención social en villas de emergencia de la Capital y del Gran Buenos Aires. Empezó a hacerlo, a principios de junio, en el marco del flamante Plan Nacional de Abordaje...

El Gobierno nacional puso en marcha un plan para militarizar las villas de emergencia, para realzar tareas humanitarias.
arturo (Ciudad de Buenos Aires) El Gobierno movilizó a cientos de efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad para tareas de contención social en villas de emergencia de la Capital y del Gran Buenos Aires. Empezó a hacerlo, a principios de junio, en el marco del flamante Plan Nacional de Abordaje Integral (Plan Ahí) , pero luego ordenó darle bajo perfil a este medida con pocos precedentes en la historia argentina.
Por órdenes del ministro de Defensa, Arturo Puricelli, las fuerzas armadas se desplegaron rápidamente. El Ejército mandó tropas y equipos a cuatro barrios pobres de la localidad bonaerense de San Martín, cercana a Campo de Mayo; la Fuerza Aérea desplegó un hospital militar de campaña y otros equipos en la villa “1-11-14”, ubicado en el Bajo Flores detrás de la cancha de San Lorenzo y la Armada a la villa 31 de Retiro, informó el Dario Clarín, según fuentes militares.
Puricelli enmarcó el Plan Ahí en las estrategias de contención social de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR). “No se hará ninguna diferencia con nuestros hermanos sudamericanos, nuestra política internacional está integrada en función de la UNASUR”, sostienen en el ministerio.
La decisión de recurrir a las Fuerzas Armadas para contribuir a la contención de sectores castigados por la pobreza amenza con despetar una nueva polémica sobre el evnetual uso de los militares en tareas de seguridad interior. La iniciativa se conoció en momentos en que el Gobierno anunció que dejará de enviar a la Gendarmería para dirimir conflictos de carácter social en las provincias.
El secretario de Seguridad, Sergio Berni, confirmó el viernes un anuncio de la presidenta Cristina Kirchner y aseguró que “ni de aquí en adelante ni nunca” el Gobierno ordenará a las fuerzas de seguridad federales “a reprimir una protesta social”.
En el jardín “La Colmenita” del barrio Hidalgo de San Martín, cuyo intendente Gabriel Katopodis apoya al kirchnerismo, Puricelli escuchó a referentes sociales del lugar quienes s e quejaron por la falta de cloacas, asfalto, iluminación y las inundaciones.
Luego ordenó traer máquinas viales del Ejército. “La idea es que empecemos a resolver el destapado del desagüe y así mitigar el problema de la inundación”, expresó. Además, las Fuerzas Armadas colaborarán con el mejoramiento de instalaciones que tiene el centro comunitario, con la remoción de escombros y la transitabilidad de las calles.
Por su parte, la ministra de Seguridad, Nilda Garré, instaló puestos móviles de atención sanitaria de la Gendarmería en Ciudad Oculta (villa 15). Garré, junto al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, recorrió la zona llamada “Elefante Blanco” en que se filmó la película homónima que interpretó Ricardo Darín y dirigió Pablo Trapero y está inspirada en el movimiento de sacerdotes villeros fundado por el asesinado cura Carlos Mugica. En ese mismo lugar, el ministerio de Interior tramita documentos nacionales de identidad y Desarrollo Social brinda asistencia a sus pobladores de bajos ingresos.
El despliegue comenzó a principios de junio y se mantiene. Lo que cambió es la estrategia comunicacional.
De actos con presencia de ministros en las villas y difundido ampliamente por el Gobierno se pasó a un bajo perfil. Aunque no hay una explicación oficial, las fuentes suponen que no se quiere que se interprete esta movida como una medida preventiva ante un aumento hipotético de la conflictividad social de mano de la desaceleración de la economía.
La movilización de militares y de efectivos de Gendamería, Prefectura y Policía Federal se hizo en el marco del denominado Plan Ahí que lanzó la ministra de Acción Social, Alicia Kirchner, en su carácter de presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales. Este consejo está integrado por los ministerios de Acción Social, Salud, Interior, Defensa, Seguridad, y Educación. El Plan Ahí es por 60 días pero podría renovarse por más tiempo.
Paralelamente, el ministerio de Desarrollo Social empezó a centralizar el pago de los subsidios sociales lo que ocasionó que intendentes rebeldes, como Jesús Cirigliano de Malvinas Argentinas, perdieran esa atribución. Luego, Alicia Kirchner envió parte de esos beneficiarios a realizar arreglos en el Colegio Militar, la escuela de Suboficiales Sargento Cabral y el hospital de Campo de Mayo, en vez de usar la dirección de Ingenieros e Infraestructura del Ejército que sería más barato.

Comentarios

Ingresa tu comentario