Buenos Aires, 23/05/2017

Tres bonitos circuitos para visitar Mar del Plata en vacaciones de invierno

Conocé varias opciones para visitar Mar del Plata en vacaciones de invierno

(PBA) A principios de siglo, la costa de Mar del Plata podía proporcionar disfrute del verano sin la necesidad de viajar a Europa. Fue así que muchas de esas familias decidieron construir imponentes villas y suntuosas residencias a las que se trasladaban incluso con su nutrido personal doméstico todos los veranos.

Los materiales utilizados para la construcción de estos templos y mansiones eran traídos de todos los rincones de la vieja Europa, especialmente de Italia y Francia.

Hacia mediados de siglo, la expresión ecléctica de materiales, texturas, colores y composición de formas comenzó a convivir con técnicas y materiales locales, entre los que se destacan la Piedra Mar del Plata, la maderas, las tejas y cerámicas, haciendo de La Feliz una muestra clara y contundente de una nueva identidad arquitectónica: el “chalet” marplatense.

A pesar del paso del tiempo y de los procesos de demolición de buena parte de estas obras, hoy existen más de 300 construcciones que fueron declaradas como Bienes de Interés Patrimonial por sus valores históricos, arquitectónicos y paisajísticos.

Quizás por el valor histórico y para evitar que el modernismo las siga destruyendo o dejando de lado, el EMTUR (Ente Municipal de Turismo de Mar del Plata), acaba de proponerlas e incorporarlas dentro de un nuevo atractivo turístico que consiste principalmente en recuperar la historia marplatense a través de su vieja arquitectura.

Circuito Centro – Barrio La Perla

casas-historicas-3

Se trata de un recorrido que puede realizarse a pie. Esta zona comprende construcciones ligadas al proceso de génesis de la ciudad tales como la Capilla Santa Cecilia, declarada Monumento Histórico Nacional y mojón para el trazado de la cuadrícula original de la ciudad, la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia, villas y residencias de estilo pintoresquista con rasgos de corriente francesa, italiana, normanda y neocolonial.

En las fachadas se observan materiales como piedra o revoques similares, excelente carpintería con celosías, falsos “pans de bois”, balcones y barandas de madera hachada.

Una mención especial merece el Instituto y Oratorio de la Inmaculada Concepción Saturnino Unzué, que data de 1910 y fue inspirado en el “art nouveau” de la secesión vienesa. El oratorio constituye el elemento de mayor valor artístico de la construcción, por la riqueza de los materiales y profusión de símbolos litúrgicos, y fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1985.

Circuito Casino – Torreón del Monje – Loma de Stella Maris

casas-historicas-4

Un recorrido que se realiza caminando por el boulevard Patricio Peralta Ramos para ver el edificio del Casino y el del hotel Provincial, obra del arquitecto Alejandro Bustillo, separados por una plaza seca donde se ubican las esculturas que hicieron famosa a Mar del Plata, conocidas como “Los Lobos”. Todo el complejo es acompañado por una amplia rambla con su propia historia y varias remodelaciones, que fue sin ninguna duda el máximo paseo obligado de la elegancia porteña del 1900.

casas-historicas-5

Rodeadas por modernos edificios, obras arquitectónicas como el Torreón del Monje, que data de 1904, o la Villa Unzué de Casares, de 1930, hoy son establecimientos gastronómicos. Ascendiendo la loma natural del relieve urbano por la calle Alvear, Villa Blaquier y Villa Ortiz Basualdo son dos exponentes de antiguas residencias veraniegas de aspecto palaciego. Esta última alberga actualmente al Museo Municipal de Arte Juan Carlos Castagnino con sus pinturas, grabados y fotografías. Un templo de valoración arquitectónica es la capilla Stella Maris, la virgen del mar y protectora de los pescadores. Con estilo neogótico y con exquisitos detalles de ornamentación: un altar de nogal tallado y su torre coronada por una cruz de bronce. En la misma zona, se encuentra la Torre Tanque, reservorio de 500.000 m3 de agua, de estilo pintoresquista: un verdadero castillo que nos remonta a la Edad Media.

En cercanías al centro comercial de la calle Güemes, se pueden observar villas y residencias con reminiscencias inglesas o italianas como Villa Magnasco, Villa Tur y la Casa Riglos, construidas a fines de la década del 30.

Circuito Barrios Divino Rostro – Los Troncos – Playa Grande

casas-historicas-6

Se recomienda recorrerlo en vehículo, por las distancias entre las distintas residencias que se encuentran en los barrios más elegantes y tradicionales de Mar del Plata. Aquí, la arquitectura fundacional se mezcla con un diseño moderno.

La capilla Divino Rostro, en el barrio del mismo nombre, merece una visita. Su altar mayor fue traído de Perú y posee una réplica del rostro de Jesús. El tallado de los altares, púlpito, marcos de cuadros y el vía crucis están realizados en cedro y laminados en oro de 18 quilates.

En las inmediaciones a la capilla, tres imponentes residencias dan cuenta del estilo de vida de los cultos, ricos y famosos de esa época: Villa Emilio Mitre (museo y archivo histórico), Villa Victoria Ocampo (centro cultural) y Villa Silvina (colegio privado), que perteneció a los escritores Jorge Luis Borges y Silvina Ocampo.

En Urquiza 3440 se encuentra la famosa “Casa de los Troncos”, denominación que luego adquirió todo el barrio. Esta vivienda es de influencia Suiza, data del año 1938 e impuso el uso de la madera hachada, que luego sería copiada en la mayoría de los chalets de la zona.

El Golf Club Mar del Plata, denominado en el ambiente golfista como “la Catedral del Golf”, es uno de los más importantes e imponentes edificios que de manera perfecta resume los años dorados de aquella época. De estilo “Tudor”, esta arquitectura fue utilizada en aquella época para clubes sociales y deportivos de la aristocracia inglesa.

casas-historicas-7

El recorrido termina por el boulevard Patricio Peralta Ramos hacia el centro de la ciudad. Allí, una serie de residencias y chalets se suceden sobre la costa e interactuán armónicamente con el mar y las lomadas. Algunos funcionan como establecimientos gastronómicos, por ejemplo el chalet Castagnino y Villa Varese, priorizando la espectacular vista al mar. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario