Buenos Aires, 28/07/2017

Condenan a dueños de un geriátrico porteño por la muerte de una anciana

La mujer sufrió heridas cuando se encontraba en el lugar, que no tenía asistencia profesional. La Justicia los sentenció a tres años de prisión en suspenso.

(CABA) En una polémica decisión, la Justicia confirmó la codena a tres años de prisión en suspenso contra los responsables de un geriátrico porteño acusados de la muerte de una anciana que se alojaba en el lugar.

Las condenas recayeron sobre Juan Andrés Gil Fielberg y Mónica Estela Acosta a raíz de las heridas que sufrió la víctima Aida Sacconi y que la llevaron a la muerte.

El tribunal oral en lo criminal número 16 reconoció que los responsables del establecimiento eran conocedores de los problemas de salud de la mujer, sobre todo los mentales.

Además, precisó que el geriátrico Versailles, ubicado en la Avenida Rivadavia al 6.000, “no contaba con la asistencia médica y psiquiátrica necesaria, a lo que se sumó que los imputados contrataron para el cuidado nocturno de los quince ancianos que se encontraban internados, solamente a una mujer de 18 años, sin experiencia ni título de enfermera”.

Sin embargo, pese a todas estas irregularidades, el tribunal desestimó la condena por “homicidio imprudente” y en cambio la dictó por “lesiones culposas”, pues no pudo probar que una cosa fuera consecuencia de la otra.

Ahora, la Cámara Federal de Casación Penal ratificó esa postura, y dispuso la condena a tres años en suspenso y la inhabilitación por cuatro años para regentear establecimientos de asistencia geriátrica.

Los jueces Mariano Borinsky, Juan Gemignani y Gustavo Hornos coincidieron en que confirmaron que las lesiones se produjeron en el geriátrico pero no pudo acreditarse que aquellas ocasionaran directamente la muerte de la víctima en agosto de 2007. NR

Fuente: La Razón

Comentarios

Ingresa tu comentario