Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

Tras la suba de tarifas, el subte porteño recupera pasajeros

Como consecuencia del primer aumento de tarifas, implementado en el fallido traspaso de comienzos de 2012, que llevó de 1,10 a 2,50 el precio del pasaje, el servicio subterráneo de transporte público había perdido un 20 por ciento de pasajeros. Sin embargo, ya recuperó tres tercios de esos usuarios, tras la reapertura de la línea A. El nivel de pasajeros aumentará en el corto plazo, con la inauguración den nuevas...

Como consecuencia del primer aumento de tarifas, implementado en el fallido traspaso de comienzos de 2012, que llevó de 1,10 a 2,50 el precio del pasaje, el servicio subterráneo de transporte público había perdido un 20 por ciento de pasajeros. Sin embargo, ya recuperó tres tercios de esos usuarios, tras la reapertura de la línea A. El nivel de pasajeros aumentará en el corto plazo, con la inauguración den nuevas estaciones. Ya se viaja peor en las horas pico.

502a2667d9subte-418x215

(CABA) En enero de 2012, cuando el precio del boleto pasó de $ 1,10 a $ 2,50, el subte perdió un 20% de pasajeros. Esa caída se mantuvo casi sin cambios durante el año pasado y el primer trimestre de este año. Sin embargo, la tendencia está cambiando: en abril y mayo la cantidad de usuarios de la red de subtes aumentó más del 15%, y se calcula que a fin de año volverá a superar el millón de pasajeros por día hábil. Hoy lo usan más de 900.00 personas.

Los datos surgen de un informe realizado por Sbase, la empresa estatal porteña a cargo de la red, que indica que, durante el primer trimestre, la cantidad de pasajeros de las seis líneas venía en descenso respecto de igual período del año pasado.

Pero en abril el total subió un 19% y en mayo un 15%. Sumando los primeros cinco meses del año, la cantidad de usuarios es apenas un 1% menor que el año pasado, y tiende a subir.

El principal motivo fue la renovación del material rodante de la línea A, que une las estaciones Carababo con Plaza de Mayo, que permaneció cerrada entre el 11 de enero y el 6 de marzo.

Más allá de esta circunstancia particular, se cree que, más allá de que la tarifa saltó de 1,10 a $ 2,50 y el PRO pretende subirla a 3,50 (el aumento fue frenado por la Justicia), el 21 de diciembre el Gobierno nacional aumentó las tarifas de los colectivos, cuyo boleto mínimo se fue a $ 1,50 si se paga con la tarjeta SUBE o a $ 3 para quienes abonan con monedas.

Claro que el aumento en la cantidad de pasajeros tiene su lado negativo: en hora pico se viaja muy apretado, inconveniente que se incrementa en las líneas C y D, en las que se sacaron formaciones para mandarlas a reparación. En Sbase explicaron que hay 100 coches que deben pasar por una revisión integral, lo que en un principio provocará demoras pero a la larga terminará permitiendo acortar las frecuencias. Además, la empresa estatal está por sumar 36 vagones a la línea B y ya inició la compra de tres formaciones para la C, 120 vagones para la H y 24 para la D, que estarían listas para operar en 2015.

La red de subtes seguirá sumando pasajeros también porque se expandirá. El mes que viene el Gobierno porteño inaugurará las estaciones Echeverría y Rosas de la línea B, que agregarán 50.000 pasajeros por día, y en agosto sumará las paradas de San José de Flores y San Pedrito, que aportarán 35.000 personas más. El 27 de mayo fue inaugurada la estación Hospitales de la H, en Parque Patricios, que le sumó unos 10.000 pasajeros diarios a la red.

Comentarios

Ingresa tu comentario