Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Tras la reforma del Código, anotaron bebés con el apellido materno

Gracias a los cambios, que rigen desde el sábado, la madre está en igualdad de condiciones para decidir qué apellido usará el niño.

(CABA) El nuevo Código Civil, que entró en vigencia el sábado, planteó un nuevo escenario en la filiación de los hijos. Entre sus cambios, figura que el apellido del padre dejó de tener prioridad. Ahora la madre está en igualdad de condiciones para decidir qué apellido usará su bebe y, en caso de elegir ambos, cuál va primero. Así se legitimó un derecho que hasta ahora sólo se podía conseguir con una demanda judicial o engorrosos trámites administrativos. En tres días de aplicación, los registros civiles de todo el país están recibiendo gran cantidad de consultas. Y ya se anotaron tres chicos en la provincia de Buenos Aires, uno en Ciudad y otro en Mendoza con el apellido materno adelante.

El primer caso que se hizo público es el de una madre soltera de Mendoza que decidió mantener su apellido primero en el DNI de su hijo. El lunes, primer día de aplicación del Código, en el Registro Civil de Godoy Cruz un hombre se presentó para reconocer a un nene como hijo. “Estaba la madre presente pero no llegaron a un acuerdo sobre qué apellido debía llevar primero, entonces la responsable de la oficina decidió inscribir al nene con el apellido de la mamá en primer término y segundo, el del papá”, explicó la directora del Registro Civil, Olga Videla.

La funcionaria aclaró que el nene ya tenía DNI y que, como el padre se presentó fuera del período establecido para identificar al recién nacido, se resolvió que preserve en primer lugar el apellido materno.
Antes de la implementación del nuevo Código, si un padre decidía reconocer a su hijo, se usaba su apellido en primer lugar. Ahora se conserva el apellido materno primero y sólo puede cambiarse si la mujer expresa que quiere que lleve adelante el de su padre. “Cuando la segunda filiación se determina después y no hay acuerdo entre los progenitores, el juez dispone el orden de los apellidos”, dice el artículo 64 del nuevo Código Civil.

La directora del Registro Civil de Mendoza cree que llevará tiempo el cambio cultural y social entre las parejas. Ninguna de las cuatro parejas que pudieron inscribir primero con el apellido materno a sus hijos en la oficina de Godoy Cruz, accedió a la modificación.

La nueva normativa aclara que la modificación es para el primogénito. Las parejas que ya tienen hijos, deben preservar el mismo apellido y la integración compuesta que se hayan decidido para el primero.
En el caso en que los padres no se pongan de acuerdo respecto a cuál de los dos apellidos debe ir primero, lo determinará el Registro Civil mediante un sorteo. En cuanto a los hijos extramatrimoniales, se establece que si tiene un solo vínculo filial llevarán el apellido de ese progenitor.

En la provincia de Buenos Aires, esta semana hubo 6 reconocimientos. En tres casos, el apellido del padre quedó primero. Pero en los otros tres las madres hicieron uso de la nueva reglamentación: dos chicos llevarán el apellido materno primero, y otro directamente no usará el del padre. En la Ciudad, se registró un caso problemático de reconocimiento y se decidió que el nene use el apellido materno.

En otras provincias, como Neuquén y Córdoba, hubo un gran cantidad de consultas. El director del Registro Civil de la Municipalidad de Córdoba, Julio Ochoa, le dijo a Clarín que “hubo consultas por curiosidad, pero el comportamiento de los padres no registró cambios. La mayoría de los bebés fueron inscriptos con su apellido paterno solo o adelante del materno”.

Antes de la entrada en vigencia del Código, una pareja de mendocinos había logrado inscribir a su bebé con el apellido de la mamá primero. Fue en enero de 2015, mediante un pedido especial que demandó un mes de trámite. Los padres Verónica Chillo (31) y Mariano Amoroso (40) plantearon a las autoridades del Registro Civil que el hecho de no poder decidir el orden implicaba una discriminación hacia la mujer.

Lograron llamar a su hijo como Enzo Chillo Amoroso, quien fue el primer mendocino, y el cuarto argentino, en ser inscripto con el apellido de la madre primero y el del padre después.

apellido materno2

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario