Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

Tras debatir con Lombardi, Sileoni afirmó: “no hay libros en la Aduana”

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, reiteró hoy que “no hay libros parados en la Aduana” al afirmar que “lo que hay es un Estado que controla que lo que se puede hacer en el país, se haga en el país”. El ministro respondió así a las consultas de la prensa acerca de los dichos del ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, quien durante la inauguración de la Feria del...

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, reiteró hoy que “no hay libros parados en la Aduana” al afirmar que “lo que hay es un Estado que controla que lo que se puede hacer en el país, se haga en el país”.

El ministro respondió así a las consultas de la prensa acerca de los dichos del ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, quien durante la inauguración de la Feria del Libro centró su discurso en criticar las políticas nacionales en torno a reforzar la industria local del libro.

Sileoni reafirmó que “no hay libros parados en la Aduana lo que hay es un Estado que controla que lo que se puede hacer en el país, se haga en el país, que controla la calidad ambiental, porque hay libros que vienen del exterior que tienen una tinta resguardada cuando van a Europa y de inferior calidad cuando vienen a países del `tercer mundo´”.

El ministro señaló que “ante un Estado que conduce, que se mete en el mejor sentido de la palabra, en resguardo de los que más lo necesitan, siempre hay reacciones de ese neoliberalismo”.

Asimismo, sostuvo que “este es un país de plena libertad, no hay miedo en la sociedad, me parece que confundir a la opinión pública de esa manera es grave, la Feria del Libro tiene 5.500 expositores, un 30 por ciento más que el año pasado, Argentina es uno de los países más consumidores de libros de América Latina”.

En este sentido, el ministro informó que “el Ministerio va a llegar a 50 millones de libros en acuerdo con ambas cámaras (del libro) para que sean producidos en la Argentina”.

Consideró que “esa es la discusión más profunda entre aquellos que pensamos que el Estado debe estar comprometido en la defensa del trabajo argentino, en la defensa de los valores y algunos que quieren volver a ese Estado mínimo, atlético que era el Estado para los poderosos”.

“Creo que han tenido la intencionalidad de confrontar con el gobierno, me parece que el macrismo quiere erigirse como conducción de la oposición y ha utilizado ese escenario”, sostuvo el ministro, al ingresar a la sede deportiva del Instituto Sholem Buenos Aires, donde se realizó un acto en el Día de la Diversidad.

El ministro explicó que si bien “pensaba dirigir mi exposición con otro sentido, me vi obligado a contestar porque no debemos tolerar los argentinos las mentiras, las falsedades, las inexactitudes”.

En este sentido, reiteró que “no hay trabas” al afirmar que “sí hay un antagonismo de dos proyectos políticos distintos”.

“Hay también otra discusión muy fuerte, que es que aquellos que dormían tranquilamente en la noche del horror de la Argentina cuando miles de argentinos eran sacados de sus casas y llevados a la muerte hoy se levantan sobresaltados en la democracia”, fustigó el ministro.

En este sentido, afirmó que “nadie puede levantarse sobresaltado en la Argentina de hoy, por el temor del futuro de nuestros hijos y de nuestros nietos, nadie”.

Comentarios

Ingresa tu comentario