Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

“Trapitos al sol” la muestra en honor a Calé en la Biblioteca Nacional

La exposición “Trapitos al sol”, que reúne bocetos, apuntes, fotos, revistas, libros y obras originales del historietista Alejandro del Prado (1925-1963), más conocido como Calé, fue inaugurada con la presencia de Quino. (CABA) La muestra en homenaje a Alejandro del Prado en la Biblioteca Nacional tendrá sus puertas abiertas hasta el 19 de noviembre. La entrada es Libre y gratuita. “Lo conocí porque los dos trabajamos en la revista Rico...

La exposición “Trapitos al sol”, que reúne bocetos, apuntes, fotos, revistas, libros y obras originales del historietista Alejandro del Prado (1925-1963), más conocido como Calé, fue inaugurada con la presencia de Quino.

calé

(CABA) La muestra en homenaje a Alejandro del Prado en la Biblioteca Nacional tendrá sus puertas abiertas hasta el 19 de noviembre. La entrada es Libre y gratuita.

“Lo conocí porque los dos trabajamos en la revista Rico Tipo. Yo era un chico tímido y el murió muy joven, por eso no tuvimos una gran relación, pero su obra, desde la primera vez que la vi, me pareció extraordinaria. Sus temas tienen una vigencia impresionante”, dijo el creador de Mafalda.

Y contó: “Nuestros trabajos no tenían nada que ver, él siempre me decía: `vos pibe estás en la vereda de enfrente, qué son esos chistes que no se entienden acá`. Yo venía influenciado por los humoristas franceses que hacían algo medio surrealista, y sus chistes eran sobre la suegra, la oficina o el fútbol”.

Por su parte, el artista plástico Carlos Nine, dijo: “Lo admiro mucho y siempre me produjo algún tipo de reflexión a través de sus dibujos. Trabajó con la tipología porteña de los 50, siempre dije que si querés averiguar cómo funcionaban las relaciones interpersonales en esa época, tenés que ir a los dibujos de Calé, tenía una capacidad de observación extraordinaria”.

El material que integra la muestra -abierta hasta el próximo 19 de noviembre-, será donado a la Biblioteca Nacional por la familia del dibujante, uno de los más celebrados de su generación, al cumplirse 50 años de su fallecimiento.

Alrededor de los años `40, Calé, con 20 años, se fue de Rosario a vivir a Buenos Aires, y rápidamente liquidó sus ahorros yendo a escuchar a músicos que admiraba como Horacio Salgán y Astor Piazzolla, quienes fueron retratados, junto a otros artistas, en sus primeros dibujos.

Luego de trabajar un tiempo como ilustrador de avisos publicitarios, comenzó a publicar sus dibujos en diarios y revistas, transformando sus propias pasiones -el tango y el fútbol-, en materia creativa. En la revista River desarrolló una serie de comentarios humorísticos titulada “El seguidor fiel”, que firmaba como Alejandro, el “fana”.

Su mayor creación llegó en los años 50, cuando concibió “Buenos Aires en camiseta”, la página semanal de observaciones porteñas que publicó en la revista Rico Tipo durante algo más de una década. En ella, Calé logró captar, con estilo vanguardista, los rasgos esenciales de los porteños, desde la rutina del oficinista de clase media hasta las emociones del hincha de fútbol.

“Calé es uno de los grandes del humor gráfico argentino de todos los tiempos. Y lo es de un modo muy especial, único. Eso es algo que seguramente se pueda decir también de varios de nuestros mejores muertos –Oski, Landrú, Battaglia, Fontanarrosa, Copi–, tan buenos como diferentes entre sí, y que fueron únicos cada uno a su soberana manera”, dijo el escritor Juan Sasturain.

Fuente consultada: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario