Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

“Todos y cada uno de los abrazos piden justicia por Agustín”

Patricia Guijarrubia opinó sobre lo que sucedió en el Jardín de Flores al que asistía el nene asesinado a golpes por su padrastro.

Por Patricia Guijarrubia

(CABA) El abrazo multitudinario al JIC N°2 DE 12 del barrio porteño de Flores fue tan elocuente como contundente. Culminación que anticipa el camino de otras luchas que continuarán. Eslabón de otros abrazos que se multiplicaron estos dolorosos días.

Los abrazos comunitarios muestran la humanidad ante la deshumanización. El cobijo frente a la desidia. La paz activa frente a la violencia. La contención frente al despojo. La cooperación ante el autoritarismo.

Todos y cada uno de los abrazos piden justicia por Agustín, también por el no desplazamiento de Elsa y de Alejandra.

Son abrazos que hablan, denuncian injusticias y anuncian que familias, docentes, alumnos/as, comunidad toda, podemos transformar realidades y nos sabemos corresponsables en la educación de las nuevas generaciones. Son abrazos fuertes que dan fuerzas, para seguir construyendo escuelas dignas e inclusivas y no bajar los brazos, para que se despliegue en toda su amplitud el derecho de las infancias, tal como lo exige la ley 26.061 de Protección Integral de los derechos de niños y adolescentes.

Son abrazos donde manos y banderas celestes y blancas se entrelazan haciendo patria. Son abrazos-muros que no dejarán pasar decisiones tan arbitrarias como injustas, ni falsas argumentaciones para mostrar poder tan falaz como corrupto. Pero también son abrazos-puerta, abiertos a las necesidades de todos y cada uno, a la dignificación del trabajo docente, de las aulas de las escuelas y todos los mecanismos institucionales para priviliegiar el crecimiento integral de las infancias y la plenitud de los derechos de las infancias. Más Equipos de Orientación Escolar, más trabajo multidisciplinario conjunto con las Defensorías y organismos creados para tal fin. Más programas de seguimiento de las infancias según necesidades. Más abrazos -puertas, abiertos a los valores que nos humanizan: justicia, unidad en la diversidad, solidaridad y esperanza.

jardin abrazo

Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario