Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Todos los ramales de la línea 60 de colectivos seguirán de paro

La UTA anunció que continuará con la medida de fuerza y se extiende el conflicto entre los choferes y la empresa, que ya lleva nueve días.

(PBA) Los trabajadores de la línea 60 representados por Unión Tranviarios Automotor (UTA) ratificaron el paro por tiempo indeterminado luego de que fracasara una audiencia entre representantes de la empresa y de los empleados en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

De esta forma, se extiende una medida de fuerza que ya lleva nueve días, por lo que miles de personas que todos los días dependen de esa línea para movilizarse tienen que buscar alternativas.

La audiencia de conciliación realizada en la sede de la cartera laboral concluyó sin acuerdo y las negociaciones pasaron a un cuarto intermedio hasta el jueves próximo.

Pese al alcance social de la medida de fuerza, que afecta a más de 100 mil pasajeros de esa línea de transporte, la cartera laboral sigue sin aplicar la conciliación obligatoria en el conflicto, que ya tiene casi dos semanas de duración.

La huelga afecta el servicio en los 19 ramales de la empresa que unen la Capital Federal con los partidos bonaerenses de Tigre y Escobar.

Los trabajadores reclaman solucionar los problemas en materia de seguridad e higiene en las distintas unidades en servicio y la reincorporación de los empleados despedidos.

La empresa reiteró que el paro dispuesto por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) es “absolutamente arbitrario e injustificado, persigue otros objetivos que los invocados”. En un comunicado el presidente de la empresa Monsa, propietaria la línea, Marcelo Pasciuto, señaló que el gremio “invoca falsamente cuestiones atinentes a la seguridad e higiene”.

La empresa recordó que tras las inspecciones realizadas por las autoridades laborales nacionales y provinciales “sólo se detectaron en la terminal de Ingeniero Maschwitz algunas fallas menores, que no afectan de manera alguna la seguridad de la operación del personal”. “De haber existido alguna falla grave, como falsamente denuncian los delegados, los inspectores hubieran procedido con la clausura de las instalaciones”, sostuvo la empresa.

Pasciuto lamentó que los pasajeros “se vean perjudicados por una medida de la que la empresa, no es responsable”.

MG

FUENTE CONSULTADA: INFOBAE

Comentarios

Ingresa tu comentario