Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Tendencias Día del Niño: Juguetes con personajes de TV o películas

Lo aseguraron los especialistas y empresarios del sector, que advirtieron además que los niños requieren objetos tecnológicos a edades cada vez más tempranas. (CABA) “Existe una proliferación de los juguetes con licencia, es decir, de aquellos en los que hay imágenes de personajes que están en la televisión y, si bien esto no es novedoso, sí hay una demanda cada vez más grande”, indicó a Télam la comunicadora e investigadora...

Lo aseguraron los especialistas y empresarios del sector, que advirtieron además que los niños requieren objetos tecnológicos a edades cada vez más tempranas.

juguetes

(CABA) “Existe una proliferación de los juguetes con licencia, es decir, de aquellos en los que hay imágenes de personajes que están en la televisión y, si bien esto no es novedoso, sí hay una demanda cada vez más grande”, indicó a Télam la comunicadora e investigadora de CONICET, Carolina Duek.
La especialista, que durante esta última semana recorrió jugueterías para realizar un análisis del consumo, señaló que “lo que puede apreciarse es una metamorfosis superficial del juego, esto es, por ejemplo, en lugar del dominó tradicional con números, hay dominó de tal o cual serie televisiva”.
“Es decir, ya no está el muñeco o el auto solo, sino que la figura de personajes de televisión o de películas, se estampa sobre todos los juguetes, que además, por ello incrementan considerablemente su precio”, sostuvo Duek, que además es docente de la Universidad de Buenos Aires.
En el mismo sentido, opinó Miguel Faraoni, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, al señalar que “lo que modificó la forma de pensar al juguete fue la televisión porque la demanda de generar productos con personajes conocidos por los chicos se incrementó notablemente”.
“Antes los chicos venían a la juguetería y elegían qué querían. Hoy vienen a buscar ese juguete que vieron en la tele”, indicó el empresario, con más de 30 años de trabajo en el sector y explicó que “para cubrir esa demanda de personajes televisivos las industrias nacionales compramos las licencias”.
Faraoni, que a través de la Cámara participa de encuentros con fabricantes de juguetes de todo el mundo, indicó que “lo que más nos preocupa a nosotros es la temprana edad en la que los chicos prefieren objetos tecnológicos en lugar de juguetes”.
“Hasta los seis años el juguete es insustituible porque permite al chico participar, compartir, dialogar y aprender, todas cosas que no hace con la tecnología”, indicó el empresario.
Entre los juguetes que también aumentaron su oferta, Duek destacó a “aquellos que requieren más intervención de los chicos como, por ejemplo, las arcillas para armar y pintar”.
“Estos juguetes requeridos por esos padres que no quieren caer en lo comercial o que esperan que les sirvan para aprender algo antes se encontraban sólo en jugueterías didácticas específicas y hoy han ampliado muchísimo la oferta”, sostuvo la investigadora.
Duek alertó que “si bien la intención de comprar estos juguetes es buena, los padres debemos evitar la hiper-pedagogización, esto es, buscar que todo lo que hacemos con nuestros hijos tenga una finalidad didáctica”.
Tanto la especialista como el empresario coincidieron en la permanencia de juguetes diferenciados por género.
“Si bien muchos juguetes son para ambos sexos, a los nenes se les siguen regalando pelota, autitos y monstruos y a las nenas, juegos de cocinita o de limpieza porque ellas quieren jugar a ser su mamá”, opinó Faraoni.
En tanto, Duek agregó que “no existen cambios radicales en la reproducción del estereotipo de lo masculino y lo femenino y el rosa y el celeste siguen siendo colores ordenadores”.
El presidente de la Cámara también destacó que “existe una línea de juguetes y juegos clásicos que van a estar siempre como las cartas, los bloques para armar, el dominó, el ludo, entre otros”.
Por otra parte, existen juguetes que los argentinos hace unos años que no consumen como los revólveres y todo lo referido a la guerra y, por tanto, los fabricantes ya no los producen y “sólo se ve en las jugueterías algunas cosas que entran de afuera”, sostuvo Faraoni.
A la hora de sugerir factores a tener en cuenta para comprar un regalo para el Día del Niño, Duek consideró que “lo mejor que se puede hacer es prestar atención a qué quieren nuestros hijos”.
“Muchas veces somos los adultos los que nos imponemos gastar una cifra de dinero excesiva para llenar a los chicos de `cosas´, cuando en realidad, basta con compartir tiempo con ellos prestándole atención a `ese´ juguete que quieren”, sostuvo.
La experta afirmó que “ningún juguete es bueno o malo en sí, depende siempre del contexto en el que se inserta y el tiempo que nosotros, como adultos, estemos dispuestos a compartir con los niños en el juego”.

Comentarios

Ingresa tu comentario