Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

También se venden por internet objetos robados del Teatro Colón

Mientras los trabajadores del Teatro Colón denuncian la desaparición y el deterioro de otros elementos del mobiliario, por MercadoLibre se ofrecen piezas del patrimonio porteño por $ 749 cada una. (Ciudad de Buenos Aires) Luego de que trascendiera la denuncia por la oferta en la web de piezas que pertenecían a los centenarios coches de La Brugeoise, que funcionaron hasta los primeros días de enero en la línea A, una...

Mientras los trabajadores del Teatro Colón denuncian la desaparición y el deterioro de otros elementos del mobiliario, por MercadoLibre se ofrecen piezas del patrimonio porteño por $ 749 cada una.

(Ciudad de Buenos Aires) Luego de que trascendiera la denuncia por la oferta en la web de piezas que pertenecían a los centenarios coches de La Brugeoise, que funcionaron hasta los primeros días de enero en la línea A, una serie de radiadores de calefacción de estilo florentino que eran parte del Teatro Colón, es decir, que pertenecen al patromonio público porteño, y que sin dudas tienen una gran valor cultural e histórico, se ofrecen por internet mediante  un aviso de Mercado Libre.

La publicación incluye seis fotos de los 14 radiadores que permanecen a la venta a $ 749 cada uno. Y también resalta que son “todos reacondicionados a nuevo y listos para ser instalados”. En una de esas imágenes puede verse una calcomanía en la que se lee “Propiedad del Teatro Colón” y donde figura un número de inventario.

Sobre la proveniencia y autenticidad de los calefactores, fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano explicaron en declaraciones difundidas por el diario Perfil que desde la última refacción del teatro, que llevó a cabo la gestión de Mauricio Macri, no se ha subastado ni vendido ningún tipo de objetos.

Trabajadores y delegados coinciden en que en el teatro aún quedan en funcionamiento radiadores de este tipo.

Es el caso de Máximo Parpagnoli, un trabajador del Colón, que, además, contó que “esto no tendría que estar ocurriendo. Los elementos que ya no se utilizan tienen que ser dados de baja formalmente y luego el Gobierno trata de reutilizarlos en otras dependencias”.

Otras voces del Gobierno porteño aseguran que ese tipo de calefactores fueron reemplazados durante unas reformas que se hicieron en la década de los 60 y que pudieron ser vendidos o subastados antes de que Mauricio Macri llegara a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad.

El juez Guillermo Scheibler, a cargo del juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 13 de la Ciudad, investiga desde 2009 unas denuncias por la desaparición y el deterioro de varios elementos del patrimonio mueble. Empleados del Colón recuerdan que en estos años hubo varios objetos que “no fueron tratados como debían. Los cortinados originales de los palcos que, según se decía, iban a ser restaurados, siguen pudriéndose dentro de cajas en un depósito de la calle Lavardén”, explicaron.

Fuente: Perfil

Comentarios

Ingresa tu comentario