Buenos Aires, 24/06/2017

#SuperVacíos: hipermercados buscan contrarrestar el boicot con ofertas

La movida que convoca a no comprar durante todo el día de hoy en repudio a los aumentos de precios choca con promociones.

(CABA) El boicot a los supermercados convocado para hoy en repudio a los fuertes aumentos de los últimos meses deberá combatir contra la tentación. Para contrarrestar la movida denominada “Súper-vacíos”, las grandes cadenas proponen una batería de fuertes ofertas.

Como se observa en los avisos de los principales matutinos, los supermercados ofrecen promociones como “2×1”, descuentos en segundas unidades y rebajas considerables en cortes de carne, además de financiamiento hasta 18 cuotas en electrodomésticos.

El titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC), Paloma Bokser, advirtió sobre esta medida e igual convoca al boicot de compra en los hipermercados durante toda la jornada de hoy, al que también se adhieren los supermercados chinos, organizaciones gremiales y dirigentes políticos.

“Habría que llamar a una mesa de diálogo para lograr una transparencia en la cadena de valor de los productos”, reflexionó sobre los aumentos de precios.

Por su parte, los almaceneros anunciaron descuentos a todos los clientes participen de la protesta. “Queremos que la gente vuelva al negocio de barrio, a la despensa, almacén o mercadito, esperamos aumentar nuestras ventas y los clientes se van a ir con descuentos o la yapa“, destacó el titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich.

Según afirmó el dirigente a través de un comunicado, “los hipermercados son formadores de precios y actúan de manera ‘cartelizada’. Cuando las marcas líderes aumentan, quitan de las góndolas las segundas marcas, castigando siempre el bolsillo de los trabajadores o los desocupados”.

Además, denunció que “los márgenes de ganancia y los acuerdos que tienen con los bancos son de tal magnitud, que las grandes cadenas de supermercados pueden hacer grandes campañas publicitarias en detrimento del ‘almacén del barrio’ y de la gente”. NR

supervacios

Fuente: La Razón

Comentarios

Ingresa tu comentario