Sumarán calles peatonales en el Centro porteño

Con el objetivo de desalentar el uso del auto, se aprobó la ley "áreas ambientales". Abarca zonas de Retiro, Tribunales y el Casco Histórico.

(CABA) El Casco Histórico y los alrededores de Tribunales y de la plaza San Martín se convertirán en grandes zonas peatonales donde los autos no podrán circular de 9 a 18 los días hábiles. El plan fue aprobado ayer por una ley de la Legislatura, pero algunas obras ya están en marcha.

La norma fue votada con 29 votos a favor (27 del PRO más del Partido Socialista), 2 abstenciones y 26 en contra. El objetivo principal es desalentar el uso del auto particular y crear “áreas ambientales” con menos contaminación y más lugar para los peatones. Por esas zonas caminan diariamente 2.000.000 de personas.

Actualmente hay 86 cuadras peatonales en el centro, las que están entre Carlos Pellegrini, Córdoba, Leandro N. Alem y Avenida de Mayo, donde los autos no pueden circular de 11 a 16. La idea es llegar a 259 cuadras.

¿Cuáles serán las nuevas zonas? Hacia el norte, hasta Santa Fe y el Bajo. Al oeste, el perímetro de Montevideo, Córdoba, Pellegrini y Avenida de Mayo. Y para el sur, hasta la avenida Belgrano.

La intervención en las calles incluirá la ampliación y arreglo de las veredas, el tendido de ciclovías, la colocación de mobiliario urbano, parquización y otras mejoras. La excepción serán las calles adoquinadas del Casco Histórico, que están protegidas por ley dado su valor patrimonial.

La primera etapa será inaugurada en abril de 2018, la segunda en octubre de ese año y la última en julio de 2019. Cuando esté todo terminado se ampliará el horario, mientras tanto correrá el de 11 a 16. Pero el Gobierno porteño ya inició algunas tareas de nivelación de veredas y calzadas en la zona de Plaza Lavalle, frente a Tribunales.

En las calles peatonalizadas sólo podrán circular los patrulleros, ambulancias, autobombas, vehículos de caudales, motos y los coches de los discapacitados. También habrá zonas delimitadas para la carga y descarga de mercaderías. En tanto, quienes vivan en estos sectores o lleven a sus hijos a algún colegio de la zona deberán tramitar una autorización gratuita.

Sólo podrán circular los autos particulares que tengan una cochera en la zona, para lo cual deberán tramitar un permiso por la web de la Ciudad, pagar $ 1.000 y renovarlo anualmente. El año pasado otorgaron 5.081 autorizaciones, pero en las nuevas zonas habrá muchos más, por ejemplo para los abonados del Teatro Colón.

En tanto, los colectivos deberán circular por las avenidas y por el par de calles Uruguay-Paraná. Además, para la zona del Casco Histórico estará disponible el Metrobus de Paseo Colón. Se estima que los viajes demandaría un 20% menos de tiempo y que se beneficiarían 100.000 pasajeros por día.

El resto de los vehículos podrá sufrir multas de 100 Unidades Fijas, que hoy equivalen a $ 965 (se actualizan semestralmente de acuerdo al valor de la nafta). Para ello, la Ciudad sumará 46 cámaras de fotomultas a las 24 que ya operan en la actual zona de exclusión. Son equipos que identifican las patentes y toman la foto, que luego es analizada por los controladores de faltas.

En la Ciudad defienden la medida porque dicen que es exitosa, y citan que en la zona donde ya rige la circulación restringida bajó de 15.000 autos a 2.235 en promedio por día.

“Nuestro objetivo es lograr que la ciudad sea un espacio pensado para las personas donde el transporte público sea la mejor alternativa”, explicó Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad. En tanto, la vicepresidenta 1° de la Legislatura, Carmen Polledo, destacó que “hubo sectores involucrados que hicieron aportes importantes para enriquecer una ley que va a modificar para siempre el Centro de la Ciudad”.

Pero la ley también levantó quejas. Tanto la Cámara de dueños de garajes como el sindicato de empleados de estacionamientos se quejaron de que la medida dejará sin trabajo a 2.500 personas y que pueden cerrar 450 playas. Además, la Federación de Industria y Comercio de Buenos Aires (FECOBA) aseguró que la prohibición para la circulación afectará a los comercios. NR


Fuente: Clarín