Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Suena Michetti como vice de Macri para el 2015

Es la candidata del Pro que mejor mide y está dispuesta a integrar la fórmula presidencial si Macri se lo pidiera. (CABA) Gabriela Michetti suele adherir a las teorías conspirativas cada vez que algún dirigente del PRO la postula para una nueva candidatura en nombre de su buena imagen. Tuvo la extraña sensación de ser víctima de las intrigas políticas en 2009, al tener que dejar su cargo como vicejefa...

Es la candidata del Pro que mejor mide y está dispuesta a integrar la fórmula presidencial si Macri se lo pidiera.

gabriela-michetti

(CABA) Gabriela Michetti suele adherir a las teorías conspirativas cada vez que algún dirigente del PRO la postula para una nueva candidatura en nombre de su buena imagen. Tuvo la extraña sensación de ser víctima de las intrigas políticas en 2009, al tener que dejar su cargo como vicejefa y salir del gobierno porteño para encabezar la lista de diputados nacionales del espacio. Volvió a experimentarla el año pasado, cuando los estrategas de campaña proponían su salto a la Provincia, algo que finalmente rechazó. Ahora, la senadora ?que ganó los comicios legislativos en la Ciudad en octubre? está convencida de que las versiones que la instalaron en las últimas horas como compañera de Mauricio Macri en una fórmula presidencial responde a nuevos conjuros de sus adversarios internos para sacarla de la carrera porteña.

Pero, al mismo tiempo, es conciente de que el propio Macri evalúa seriamente esa posibilidad, en caso de que los números de las encuestas no sean generosos y necesite contar con un binomio potente y altamente competitivo para el 2015. Por caso, el líder del PRO no lo descartó el sábado cuando se lo preguntaron en un recorrido de campaña por el conurbano. ?Gabriela tiene una de las mejores imágenes a nivel nacional?, respondió.

Es por eso que esta vez, Michetti está dispuesta a no revelarse e integrar una fórmula presidencial si su jefe político se lo pidiera. El sueño de sucederlo en la Ciudad sigue intacto pero cree que no tendría margen para decirle que no. ?Si Mauricio me lo pidiera, no podría negarme?, les dijo el fin de semana a los integrantes de su círculo íntimo. Juran en su entorno que no hubo aún una propuesta concreta y que es muy pronto para dar el debate. Según dicen, Michetti está dispuesta a hacer lo más conveniente para que Macri llegue a la Casa Rosada el año próximo. Ayer, por caso, hizo campaña en la provincia de Santa Fe junto a Miguel del Sel. Solo pide tiempo hasta diciembre, mes en que arrancaría la maquinaria electoral porteña. Está convencida de que el mejor escenario para el PRO sería su postulación a jefa de Gobierno y cree que las dudas se despejarán a su favor en los próximos meses. Este análisis se apoya en tres pilares:

* Es la candidata que mejor mide: La senadora es la única aspirante a jefa de Gobierno dentro del PRO que mide más de 20 puntos. Una encuesta de Aragón y Asociados, difundida el viernes, la ubica como favorita, con 22,5%, seguida por el diputado de Unen, Martín Lousteau. En cambio, sus adversarios internos Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli apenas alcanzan el 13,2% y el 11,7% respectivamente. En el entorno de Michetti interpretan que este sondeo fue el disparador de las versiones. El mismo día en que se hizo público, Santilli afirmó que ?la mejor figura para acompañar a Mauricio en la tercera vía, es claramente Gabriela?.

* Elecciones porteñas desdobladas: Las consultoras de opinión coinciden en que las identidades partidarias se han diluido notablemente a partir de 2001 y que el electorado suele votar personas y no partidos. El arrastre que podría generarle Macri a un candidato del PRO con un posicionado medio sería insuficiente dado que por una ley de la Ciudad, los comicios a jefe de gobierno deben ser separados de la elección nacional. Así, Macri no podría traccionarle votos con su postulación presidencial al postulante porteño en una lista sábana. Para modificar la norma, se necesitan 40 votos en la Legislatura. Y como el macrismo no tiene mayoría propia, se vería obligado a sellar un pacto con el kirchnerismo o con Unen. Algo que no parece imposible pero dependerá de la estrategia opositora.

* Fórmula presidencial federal: Por los potenciales acuerdos con otros partidos, es probable que el segundo puesto en la fórmula presidencial del PRO se reserve para algún aliado o representante del interior. Además, creen que sería inconveniente un binomio netamente porteño.

Fuente consultada: El Cronista

Comentarios

Ingresa tu comentario