Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

Subtes: crónica de otro fracaso del microclima político

Tal como consignó parabuenosaires.com, durante los últimos dias días -incluso antes de que comenzara el paro- representantes del Gobierno porteño y nacional mantuvieron reuniones tendientes a concretar el traspaso del Subte. Hoy el matutino Clarín, vocero del macrismo, dio detalles sobre las fallidas conversaciones entre Larreta y Randazzo. (Ciudad de Buenos Aires) La semana pasada, en sigilo, lejos de la Casa Rosada y también de Bolívar 1, Florencio Randazzo se...

Tal como consignó parabuenosaires.com, durante los últimos dias días -incluso antes de que comenzara el paro- representantes del Gobierno porteño y nacional mantuvieron reuniones tendientes a concretar el traspaso del Subte. Hoy el matutino Clarín, vocero del macrismo, dio detalles sobre las fallidas conversaciones entre Larreta y Randazzo.

20120808-085802.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) La semana pasada, en sigilo, lejos de la Casa Rosada y también de Bolívar 1, Florencio Randazzo se reunió con Horacio Rodríguez Larreta y Emilio Monzó. Se desconoce si el ministro K llegaba a la cita con el guiño de la Presidenta. Se sabe, sí, que los ministros del PRO contaban con el visto bueno de Mauricio Macri. No se proponían evitar el paro del subte, que a esa altura ya era un hecho. La meta era más ambiciosa: querían ponerle punto final a la novela y acordar el traspaso del subte a la Ciudad.

Fracasaron. Los macristas tomaron nota del naufragio ayer, cuando caía la noche y Randazzo declaraba en vivo, por TV, que Macri es un “mentiroso” y un “irresponsable” por haber sugerido que él le había llevado un plan a la Presidenta. “O Randazzo fue a la reunión sin consultarla o Cristina mandó todo para atrás”, elucubraban cerca de Macri.

¿Qué habían pedido los macristas? Varias cosas. Lo primordial: que la Nación le firme avales ante en Banco Mundial por un crédito de 700 millones de dólares. Con 200 millones, Macri pensaba hacer el recambio total de los vagones de la línea A. Los otros 500 eran para inversiones y gastos operativos. Randazzo llevó a la conversación, como prenda de negociación, los 45 vagones que la Nación compró a China hace varios años y que no pudieron ponerse en funcionamiento. Algunos duermen en el Puerto.

También hablaron de una “convergencia tarifaria”. Es probable que lo nieguen: en la charla habían sugerido que el pasaje de subte no puede seguir a $2,50. A la Rosada le venía justo. Era la excusa ideal para aumentar el colectivo y dividir el costo político.

Comentarios

Ingresa tu comentario