Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Subte para pocos: la mitad de los ascensores no funcionan

De 38 ascensores habilitados, sólo funcionan 20. Y hay dos líneas que aún no cuentan con ascensores. La accesibilidad para todos es una deuda pendiente del Gobierno. Escribe Alan Nápoli (Ciudad de Buenos Aires) Tomar un subte hoy en Buenos Aires es un verdadero problema si uno cuenta con alguna discapacidad temporaria o permanente. Es increíble pensar que en pleno siglo XXI en una de las principales ciudades del mundo,...

De 38 ascensores habilitados, sólo funcionan 20. Y hay dos líneas que aún no cuentan con ascensores. La accesibilidad para todos es una deuda pendiente del Gobierno.

Escribe Alan Nápoli

(Ciudad de Buenos Aires) Tomar un subte hoy en Buenos Aires es un verdadero problema si uno cuenta con alguna discapacidad temporaria o permanente. Es increíble pensar que en pleno siglo XXI en una de las principales ciudades del mundo, haya habilitados solamente 38 ascensores, y  lo peor aún es que sólo funcionan 20. Si uno pone la lupa sobre esta situación, existen dos líneas que aún no cuentan con ascensores.

En su momento, la débil y cómoda Defensoría del Pueblo presentó un informe por “falta de seguridad, mantenimiento y accesibilidad en subtes”. Efectuó una serie de recomendaciones a las autoridades del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad de Buenos Aires y a la empresa Metrovías en relación a diversas anomalías y problemáticas en las condiciones de seguridad, mantenimiento, higiene y accesibilidad en las líneas que integran la red de subtes.

Pero nada de esto cambió (para mejor) y ninguno avaló el normal acceso de personas con discapacidad mediante -aunque sea- del funcionamiento de la totalidad de las escaleras mecánicas y ascensores.

El panorama es desolador bajo tierra. Por un minuto, póngase en el lugar de una persona que necesita viajar a su lugar de trabajo y tiene problemas físicos para trasladarse en una escalera mecánica o tradicional.

Recordemos que existen en Buenos Aires, 78 estaciones que conforman la red. Con los actuales datos, sólo un cuarto de las estaciones estarían en condiciones para ser usadas por todos los habitantes de la ciudad.

“Es desalentador. Por más que haga combinaciones, sólo puedo bajar en ascensor en alguna estación pero después no puedo volver a la tierra por mis medios. De esta forma, no puedo visitar a mi nietita de dos años que vive en Flores Sur”,  sostuvo Elida, en diálogo con parabuenosaires.com

Este panorama se suma a los reiterados robos en las formaciones y las demoras o interrupciones por fallas operativas o protestas gremiales. “Les pedí a mis empleadores de trabajar desde mi hogar. Es imposible viajar así”, enfatizó César, discapacitado desde hace cinco años.

Los problemas estructurales del subte son muchos y, pese al aumento del 127% en el boleto desde enero pasado, no hay planes concretos para que la situación mejore. Mientras tanto, los habitantes de Buenos Aires pagan los platos rotos y las peleas de dos mediocres gobiernos.

SITUACION LINEA POR LINEA

LINEA A: De 13 ascensores funcionan 3

LINEA B: De 8 funcionan 5.

LINEA C: No hay ascensores

LINEA D: De 10, funcionan 6.

LINEA E: No hay ascensores

Línea H: De 7 ascensores funcionan 6

Comentarios

Ingresa tu comentario