Con subsidios estatales las secundarias privadas tienen más alumnos

Son 93.477 los estudiantes en entidades privadas y representan el 50,7 por ciento del ciclo común, el porcentaje más alto del país, donde el promedio no llega al 30 por ciento.

(Caba) La Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos aires reveló que, en tan solo un año, aumentó un 2,6 por ciento las matrículas de educación secundaria privada por encima de las escuelas públicas. Son 93.477 los estudiantes en entidades privadas y representan el 50,7 por ciento del ciclo común, el porcentaje más alto del país, donde el promedio no llega al 30 por ciento.

De casi 800 establecimientos educativos de gestión privada que existen en la Ciudad, más del 50% reciben subsidios. Unos 350 son secundarios. La página web del gobierno porteño especifica que los privados de hasta 40 horas que reciben el 100% de cobertura estatal, pero pueden cobrar un arancel máximo de 517 pesos. Los de 40 por ciento de cobertura pueden pedir hasta 2819 pesos. Por ejemplo, el colegio Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, en Las Cañitas, en 2015 recibía 100 mil pesos del Estado porteño, y su cuota superaba los $ 4300. Sólo en 2013, la ORT recibió más de 2 millones de pesos de subsidios.

Sin embargo, uno de los problemas de la educación porteña radica en la inscripción de los alumnos, que el año anterior desató un escándalo con su formato web en el que más de 10 mil jóvenes no consiguieron vacante. El Ejecutivo de la Ciudad  admitió que 11.432 chicos que quisieron estudiar en el sistema educativo público este año no pudieron obtener lugar. Del nivel inicial fueron 10.665; en la secundaria llegaron a 328. La inscripción online tampoco trajo más alumnos al sistema público. En 2015, hubo 1000 chicos menos en la secundaria y 1200 en primaria, respecto de 2013.

Por otro lado, el financiamiento es un tema clave. A lo largo de los ocho años de gestión PRO, la Dirección General de Infraestructura y Equipamiento no utilizó 850 millones de pesos presupuestados para escuelas públicas. De acuerdo a valores de construcción de 2015, ese monto equivale a 69 secundarias de seis salones y SUM, o a 127 jardines.

Lo destinado a Educación hace diez años era el 30% del presupuesto total de la Ciudad. Este año es el 20,7 por ciento. De ese monto, el porcentaje destinado a educación estatal se va reduciendo año a año: del 62,8% que ocupaba en el presupuesto educativo en 2008; al 50% en 2015. En cambio, lo destinado a privadas se mantiene en 16,6%, como al inicio de la administración de Mauricio Macri -actualmente Horacio Rodríguez Larreta-. En contraposición, apenas el 1,08% va a infraestructura, de lo más bajo entre todas las carteras educativas del país.

Actualmente, el 10% de los colegios públicos de la Ciudad de Buenos Aires funcionan en terrenos alquilados. Entre la Defensoría del Pueblo porteña y los padres y docentes autoconvocados por la falta de vacantes en escuelas, relevaron por lo menos 20 edificios ociosos, abandonados, que podrían convertirse en colegios. Muchos de ellos, como el ubicado en Venezuela 3269 y el de Ramón Falcón entre Mariano Acosta y Ensenada, pertenecen al Ministerio de Educación.

S.C.