Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Sommelier argentina de mate triunfa en Francia

Made in argentina...

Su nombre es Karla Johan Lorenzo y lleva en los genes el gusto por el mate y la cerveza, como tantos hijos y nietos de inmigrantes alemanes, que invitados por el gobierno de Misiones llegaron a la provincia en el siglo XIX, cuando todo era selva y desafío. Lleva en los genes el azul de sus ojos y el pelo muy rubio, aunque la piel tenga huellas de su tierra colorada.

gri-

(CABA) Hay sommeliers de todo tipo, vino, agua, té y mate. Karla Johan Lorenzo es la sommelier argentina que triunfa en europa gracias a su libro, premiado en Francia y que pronto se traducirá al ruso.

-¿Existe la carrera de sommelier de yerba mate?
Johan Lorenzo: Hay una única carrera, la de sommelier, en un 80% dedicada al aprendizaje del vino y en un 20% a las infusiones como el té, café y yerba mate. Tengo colegas dedicadas a la cata de aguas minerales, de puros… Cada profesional se especializa después por sus propios medios. Yo estudié en la Escuela Argentina de Sommeliers, empecé a dar charlas y mi primer libro publicado en el 2010, “El libro de la yerba mate”. es el resultado de mis investigaciones. Mi especialidad fue tomando forma a lo largo de unos cinco años, mientras advertía el desconocimiento del público sobre el mate.

-¿Desconocimiento en qué sentido?
Johan Lorenzo: En el más básico, desde cómo preparar un buen mate amargo o cómo curar los recipientes.

-¿Hay muchos sommeliers de mate?
Johan Lorenzo: Somos solo dos en el país; una sommelier que trabaja para Las Marías y yo, que hice un camino más independiente y no trabajo para una marca.

-“El libro de la Yerba Mate” (Edit. Del Nuevo Extremo) en su segunda edición, obtuvo el premio Best in the world, en la categoría Best non alcoholic drinks book in the world. ¿En qué consiste el premio?
Johan Lorenzo: Es como los Oscar de la gastronomía; se dan en Francia en el certamen conocido como la Gourmand World Cookbook Awards. En el 2011 participaron 26 mil libros y eligieron 500. Entre esos el mío, escrito en castellano e inglés. Lo están traduciendo al ruso por un pedido oficial.

Fuente consultada: Revista Noticias

Comentarios

Ingresa tu comentario