Buenos Aires, 23/03/2017

Socios del Tiro Federal se oponen a un proyecto de expropiación

Socios del Tiro Federal y vecinos de Núñez se oponen al proyecto de ley que impulsa la Legislatura porteña y que podría quitarles casi todo el terreno de su club

(CABA) Los socios del Tiro Federal y vecinos de Núñez se oponen al proyecto de ley que impulsa la Legislatura porteña y que podría quitarles casi todo el terreno de su club. El proyecto busca crear un parque, viviendas y oficinas en ese predio frente a la cancha de River.

La ley fue aprobada el 3 de diciembre por la Legislatura porteña, en la última sesión ordinaria del año y con el apoyo de 42 diputados, varios de los cuales ya terminaron su mandato. Pero como se trata de una modificación al Código de Planeamiento Urbano, el proyecto debe pasar por una audiencia pública y una segunda votación. Será en esa audiencia, que se hará el 29 de marzo, donde los socios buscarán torcer la opinión de los legisladores.

¿De qué se trata la iniciativa? La idea que impulsa el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta es quitarle la administración del predio al Tiro Federal para armar un “Parque de la Innovación”. De las 16 hectáreas que quedan entre Libertador, Udaondo, Lugones y Miguel Sánchez (ex Crisólogo Larralde), 10 se destinarían a un parque y el resto a la construcción de viviendas, oficinas, universidades, laboratorios, centros de investigación, residencias estudiantiles y otras actividades vinculadas al desarrollo científico, además de comercios, salas de exposiciones y servicios relacionados. La urbanización se completaría con espacios verdes, calles y estacionamientos subterráneos. En total, se construirían 120.000 metros cuadrados.

Es un ambicioso proyecto en una de las zonas más caras de la Ciudad: se estima que el valor del metro cuadrado en Núñez ronda los 800 dólares.

El tema es que el club, que está instalado allí desde 1891, quedaría reducido a tres hectáreas, y solamente conservaría el edificio principal donde están el polígono de tiro (que ya no podría usarse) y oficinas. El club tiene 3.000 socios, que además de tiro practican fútbol, tenis, bowling y usan la pileta. El polígono también es utilizado sin cargo para las prácticas de las Fuerzas Armadas, la Policía Federal y la Metropolitana, más el equipo olímpico de tiradores. En el Gobierno porteño aseguran que ya están en contacto con las autoridades para buscarles un nuevo predio donde puedan realizar sus actividades.

Federal-Foto-Guillermo-Rodriguez-Adami_CLAIMA20160226_0402_29

El presidente del Tiro Federal, Juan Carlos Salerni, resumió la oposición al proyecto: “En 2005, por el decreto N° 1.680, el predio fue declarado Monumento Histórico Nacional en su totalidad, no sólo el edificio principal, como dice el Gobierno porteño. La propia Comisión Nacional de Monumentos Históricos ya nos dio su aval. Además este proyecto viola la Constitución, porque para administrar el parque crearían un Ente que tendría la suma del poder público para hacer lo que quiera. Nos vamos a presentar en la audiencia pública, y si la ley llegara a ser aprobada que no queden dudas de que vamos a ir a la Justicia”.

Socios-Federal-Poligono-Guillermo-Rodriguez_CLAIMA20160226_0398_18

En la comunidad de la institución hay preocupación. “Tengo 58 años y toda mi vida la pasé en el club, mis padres y abuelos también fueron socios. Acá no sólo se usa el polígono, hay muchos deportes. El problema no es sólo que se perdería el club a manos de privados, sino también qué pasaría con los vuelcos de aguas, el gas, las cloacas y otros servicios del barrio”, advirtió Claudia Burgos, una de las socias.

El argumento del Gobierno porteño es el contrario. Por un lado, afirman que la declaración de Monumento Histórico abarca únicamente al edificio principal, que no se perdería. Además, explican que el proyecto prevé que el 60% del terreno queden abiertos a la comunidad y podrían ser aprovechados por 50.000 personas, no sólo por los socios. Además plantea la creación de un puente que conectaría el nuevo parque con Ciudad Universitaria (por sobre Lugones y Cantilo) con lo que se generaría además una nueva salida al río. También explican que el Parque de la Innovación generaría 8.000 puestos de trabajo.

En el medio de la polémica se filtra también la necesidad que tiene Buenos Aires de aumentar su superficie verde. Según un estudio del Gobierno porteño, hacen falta sumar 78 plazas, y el jefe de Gobierno se comprometió la semana pasada a instalar 12 a lo largo de los cuatro años de su gestión. El primer avance será el nuevo Centro de Exposiciones de Recoleta, que será subterráneo y en su terraza construirán espacios verdes y accesibles al público. También completarán una plaza en Costanera Norte, donde estaba parte del obrador que se usó en la construcción del aliviador del arroyo Maldonado. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario