Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Sin Subtes, otra vez el regreso a casa fue caótico para Buenos Aires

El conflicto que paraliza a las 6 líneas de subtes y al Premetro continúa sin solución a la vista y los pasajeros, rehenes de la protesta, volverán a sufrir esta tarde una experiencia caótica para volver a casa. Cristina con un metrodelegado y otros sindicalistas (Ciudad de Buenos Aires) Los usuarios del subte deberán volver a sumergirse en la marea de personas que pugnan por conseguir un lugar en uno...

El conflicto que paraliza a las 6 líneas de subtes y al Premetro continúa sin solución a la vista y los pasajeros, rehenes de la protesta, volverán a sufrir esta tarde una experiencia caótica para volver a casa.

Cristina con un metrodelegado
Cristina con un metrodelegado y otros sindicalistas

(Ciudad de Buenos Aires) Los usuarios del subte deberán volver a sumergirse en la marea de personas que pugnan por conseguir un lugar en uno de los 500 micros escolares gratis que puso el gobierno de la Ciudad, para atenuar el impacto del paro que encabezan los metrodelegados y que ya lleva diez días.

Los micros que hacen el recorrido de la línea D parten desde Cerrito y Arenales y llegan hasta Plaza Italia.

El servicio para la línea B parte desde Cerrito y Marcelo T. de Alvear y finaliza su trayecto en la estación de subtes de Federico Lacroze.

En tanto, los ómnibus para la línea A salen desde Salta y Avenida de Mayo y terminan en Plaza Miserere. Y los de la línea E/A parten de Avenida de Mayo y 9 de Julio y finalizan en Primera Junta. (Vea los recorridos completos en imágenes relacionadas)

En caso de que haya un acuerdo y los metrodelegados decidan levantar el paro, hay que tener en cuenta que el servicio de subterráneos tardará unas tres o cuatro horas en reestablecerse y ser útil para los usuarios.

La opción alternativa

Hay gente que por cuestiones geográficas y físicas tiene la posibilidad de evitar el caos con el uso de la bicicleta; para ellos se abrieron tres nuevas biciguarderías en Plaza de Mayo, el Obelisco y la Avenida Madero 399.

Aunque no es la solución que la gente espera, es una buena manera de eludir el colapso de tránsito que por estos días afecta a la Ciudad de Buenos Aires. Y prueba de ello es que en la última semana se notó un claro incremento de la cantidad de personas que andan en bicicleta, no por deporte sino por necesidades laborales.

Comentarios

Ingresa tu comentario